miércoles, 22 de febrero de 2017

Conflicto laboral en la Fundación Xilema

Este mediodía se ha celebrado una concentración frente a las oficinas de Fundación Xilema, entidad gestora de pisos de acogida de menores, donde han reclamado paralizar la modificación de horarios y que se negocien los cambios.

Este 15 de febrero expira el plazo para aceptar los cambios de horarios, que Fundación Xilema hizo a 10 trabajadores de dos pisos tutelados para menores en protección. Por ello, se han movilizado para protestar frente a las oficinas de Fundación Xilema, en el barrio pamplonés de la Rochapea. Los trabajadores que no acepten “serán recolocados, rescindirán su contrato o se les aplicará un despido, según los casos”.

Según ha manifestado el comité de empresa, Fundación Xilema ha decidido aplicar la modificación sustancial de condiciones de trabajo de manera individual para no negociar. Existen sospechas fundadas de que la medida se trasladará a toda la plantilla, realizándolo de manera individual y encubriendo un proceso colectivo que va a ser colectivo. De esta manera imponen la medida, no negocian con el comité de empresa y tienen “carta blanca”.

“La empresa quiere solucionar un problema de precariedad estructural, poniendo horarios fijos” han denunciado. El problema justificado por la empresa es la falta de continuidad en la intervención provocada por los actuales turnos. Los trabajadores afectados y el Comité de empresa están de acuerdo en esta cuestión, para lo que se han ofrecido a negociar. Sin embargo no comparten el modo en que quieren subsanar el problema, “porque es un parche, no aborda el problema de fondo ¿Por qué no hay continuidad en la intervención? ¿Se ha preguntado la empresa la razón por la que los trabajadores se marchan en estampida de Xilema? ¿Van a hacer algo de una vez? La precariedad y la eventualidad en Xilema son el problema, el tener un convenio que no reconoce ni mínimos estatales.

Según han manifestado, las negociaciones del II Convenio están bloquedas, a pesar tener grandes cuantías económicas en reserva y ser una de las entidades más solventes del sector. “Los trabajadores ven Xilema como una empresa de paso, entran, están un tiempo y se marchan porque no hay opciones de futuro”. Argumentan que “es una pena que trabajadores que les gusta su trabajo no puedan quedarse, porque las condiciones no son dignas. Los menores ven cómo sus educadores no paran de cambiar, terminan por no confiar en ninguno, porque total, saben que tarde o temprano se marcharán. Todo esto con el beneplácito del Gobierno de Navarra y con premios a la gran labor social que realizan. Este es el verdadero problema, ¿Qué va a hacer Xilema ante esto? ¿Y Gobierno de Navarra?” han reclamado.

Por último han invitado a la empresa a que convierta en indefinidos, todos los contratos firmados como obra y servicio durante los últimos meses, “puesto que están cometiendo un fraude y lo saben”.


Comité de Empresa de Fundación Xilema
Xilema Fundazioaren enpresa batzordea

III Encuentro Estatal de GanemosCCOO


Sábado 4 de marzo 10:30 hs Club de Amigos de la Unesco (CAUM)
Calle Atocha nº 20, Madrid. Metro Sol.


 El próximo 4 de marzo celebraremos el III Encuentro Estatal de GanemosCCOO. El tiempo transcurrido desde el anterior ha estado repleto de acontecimientos en todos los ámbitos, político, sindical, tanto en el Estado español como internacionalmente. La victoria de Donald Trump, el Brexit, la crisis en la UE, el nuevo gobierno del PP, la pugna en el PSOE, o el conflicto interno en Podemos...son ejemplos de la nueva etapa en la que ha entrado la lucha de clases.

En el movimiento obrero, a pesar de los retrocesos y de que la agenda del PP sigue siendo la de profundizar en los ataques a nuestras conquistas sociales y derechos laborales, la estrategia de Ejecutiva Confederal de las CCOO sigue siendo agarrarse al pacto social y la desmovilización, cediendo sin lucha a la ofensiva del gobierno y la patronal.

En este contexto se celebrará el 29 y 30 de junio y 1 de julio próximo el XI Congreso de nuestro sindicato. Lo que debería ser un acontecimiento para llevar a cabo un amplio y profundo ejercicio de reflexión sobre el trabajo realizado y tomar medidas para que nuestras CCOO frenen su pérdida de influencia social y se fortalezcan, está siendo todo lo contrario. El continuismo, la autocomplaciencia, la rutina burocrática, y una atmósfera de persecución contra los afiliados y afiliadas que se oponen a la política de la actual dirección, es la nota dominante en un proceso convertido en un mero trámite desde la dirección confederal. Pero hoy como ayer, “ni nos domaron ni nos doblaron ni nos van a domesticar”.

Este III Encuentro Estatal, que contará con la presencia de compañer@s de todos los territorios del Estado, está abierto a todos los sindicalistas que deseen participar. Os invitamos a acudir al encuentro y debatir ampliamente las perspectivas generales para nuestro sindicato y la tarea en la que estamos inmersos para recuperarlo. La crisis de CCOO sólo puede ser resuelta volviendo a los orígenes, a las ideas y los métodos que la hicieron fuerte entre la clase obrera. Sí, hay que recuperar el modelo de sindicalismo que la clase obrera necesita para hacer frente a la ofensiva capitalista.

Programa del III Encuentro
Sábado 4 de marzo
10.00h.-11.00h. Acreditación de los asistentes
11.00h.-11.45h. Perspectivas para CCOO y plan de acción de GanemosCCOO
11.45h.-14:00h. Debate
14.00h.-15.45h. Comida
15.45h.-18.00h. Debate y votación de resoluciones
18.00h.- 18.15h. Clausura del Encuentro

Tod@s l@s compañer@s que quieran asistir os podéis inscribir, dejando vuestros datos, escribiendo al correo de GanemosCCOO ganemosccoo@gmail.com

¡Por un sindicalismo de clase, democrático, combativo y asambleario! ¡Vivan esas CCOO!
¡Fuera arribistas y corruptos!
¡GanemosCCOO para la clase trabajadora!

lunes, 20 de febrero de 2017

Semana de la Justicia Social

JORNADA DE DEBATE: Miércoles 22 febrero “POR UN PACTO SOCIAL EN DEFENSA DEL SISTEMA PÚBLICO DE SERVICIOS SOCIALES”. Lugar de celebración Centro Abogados de Atocha CCOO de Madrid
Programa con enlace de inscripción

 -CONCENTRACIÓN: Sábado 25 febrero,a las 12:30, EN LA PLAZA DE ÓPERA bajo el lema “SIN SERVICIOS SOCIALES NO HAY JUSTICIA SOCIAL”

¡Asenjo somos todos!

El próximo jueves tenemos una cita con un referente de la lucha obrera, con nuestro compañero Juan Carlos Asenjo y los espartanos y espartanas de COCACOLA.
#HuelgaNoEsDelito
#BoikotCocaCola



jueves, 16 de febrero de 2017

El Parlament pide mejorar la atención a menores en riesgo y revertir externalizaciones

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlament ha aprobado este jueves una moción de la CUP para instar al Govern a mejorar la atención a los menores en riesgo y revertir las externalizaciones de todos los servicios vinculados a la Unidad de Detección y Prevención del Maltrato Infantil e Infància Respon.

El texto ha prosperado con los votos de todos los grupos y la abstención del PP, y en otro de sus puntos insta a crear un equipo de supervisión de las condiciones de vida en los centros de menores, a garantizar la implantación de un modelo residencial y terapéutico para menores con problemas de salud mental y adicciones, y a mejorar la situación laboral de los empleados.

Entre otras medidas, reclama apostar por la gestión pública de los centros, garantizar que dispongan de una cocina propia con productos frescos y de proximidad, elaborar un plan de choque contra el fracaso escolar de los menores tutelados e incrementar los recursos humanos y económicos "para tratar la problemática de los menores no acompañados que llegan a Catalunya".

El pleno también ha aprobado una moción se SíQueEsPot sobre infancia en riesgo para instar al Govern a crear antes de dos meses un grupo de trabajo mixto para "repensar el modelo de atención" y revisar las garantías jurídicas a las familias y los menores en situaciones de desamparo.

Asimismo, la iniciativa también pide revisar las condiciones laborales de los empleados y los datos que se facilitan actualmente, garantizar la transparencia en todos los procesos y llevar las conclusiones del grupo de trabajo en seis meses al Parlament para abordar las modificaciones necesarias.

Qué más da si es anciano o menor en protección si hay negocio de por medio

De nuevo volvemos a desvelar el modus operandi de Intress dentro del 'mercado social'. A la entidad catalana que gestiona el COA, tanto le da víctimas de violencia de género, menores en protección que ancianos. Todos ellos, los más débiles, son susceptibles de negocio. En esta ocasión exponemos el caso del geriátrico de Alaior (Menorca) de actualidad por las noticias recientes en medios de comunicación y que tratamos de visibilizar.

La historia se remonta a octubre de 2012 con esta noticia: “Alaior garantiza la continuidad de todo el personal del Geriátrico”. Aquí la alcaldesa de esta localidad justifica que “en un año es posible gestionar el centro con un ahorro sustancial” sin que ello “vaya en detrimento de la calidad del servicio ni de la pérdida de personal”. Y para ello pone de ejemplo cómo Intress presentó la liquidación de los seis primeros meses de 2012 consiguiendo reducir 30.000 euros en tres partidas: alimentación, mantenimiento y limpieza, y personal. Pero el quid de la cuestión es cuando al final de la noticia dicha alcaldesa afirma con rotundidad que en el próximo concurso para su gestión: “Se mantendrán las tres cuidadoras en el turno de mañana y de tarde y dos en el de noche”.
La siguiente noticia salta a abril de 2013: “Alaior propone adjudicar la gestión del Geriátrico a INTRESS”. Aquí se explica perfectamente lo que a nuestra opinión es una 'subasta' de servicios sociales. De esta noticia destacamos esta perla: “Según ha podido saber este diario, la rebaja económica planteada por INTRESS, con coste cero para el Ayuntamiento, surgía de un ajuste presupuestario en la partida de personal”.
Y terminamos con la máquina del tiempo con esta otra noticia también de abril de 2013: “INTRESS continuará con la gestión del Geriátrico de Alaior”. Y de aquí nos quedamos con el último párrafo: “En cuanto a las condiciones laborales del personal, la mesa señala que las dos empresas, INTRESS y Clínica Secretari Coloma plantearon reducir la aportación municipal a cero en base a un futuro proceso de modificación sustancial de las condiciones de los trabajadores”. Madre mía, no saben como nos suena a Educadores en Lucha este famoso eufemismo llamado 'modificación sustancial de las condiciones de trabajo'.
Pues esta concesión se fue prorrogando anualmente como se contemplaba en los pliegos, pero por el camino, por arte de magia, se perdió un cuidador del turno de noche. Parece que el concepto de “mantener” ratios de la alcaldesa es el de “cumplir” ratios para Intress. Ahí radica el negocio, en arañar todo lo posible a la legislación para ahorrar pasta. ¿Legal? Puede ser, pero desde luego es totalmente contrario a mantener la calidad de atención a los usuarios por mucho que te lo explique Juan Tamariz.
Sin embargo, gracias a la presión de familiares de usuarios y a la política de oposición de Junts per Lô, a partir del próximo marzo volverá la ratio de dos educadores por noche. Pero, ¡ojo a la jugada!, que se detalla muy bien en esta otra reciente noticia: “El geriátrico de Alaior refuerza el turno de noche con más personal”. Aquí se explica que el Ayuntamiento llevaba batallando más de un año por los dos cuidadores de noche, pero que al cumplirse las ratios que fija la ley no era posible. ¿Y qué ha pasado? Pues en lugar de prorrogar el concurso un año más, decidió avanzar en la posibilidad de sacarlo de nuevo a concurso. Y¡tachán! Ahora llega la magia de la ONG de Intress. Ante esta posibilidad, ha sido cuando la entidad catalana ha decidido reforzar el turno de noche. Claro y cristalino. Y si cupiera alguna duda vean otra noticia del pasado 10 de febrero en la que se explica en clave política muy bien la jugada: 'Junts per Lô: “El PP pone en un brete a Intress”'.
¡Ve consejera Broto! Para acabar con los mercaderes de lo social solo hace falta voluntad política. Que lástima que en el COA de Zaragoza, menores y educadores sigamos subidos al taburete mientras Intress toca el organillo. 
 

martes, 14 de febrero de 2017

No al despido de los trabajadores del Moscardó



¡Remunicipalizar no es despedir!
Ahora Madrid debe rectificar y cumplir su programa electoral
Descarga la hoja en PDF

La llegada al gobierno municipal de Ahora Madrid generó grandes expectativas entre el conjunto de los trabajadores. Tras más de dos décadas de gobiernos del Partido Popular, cientos de miles de madrileños votamos por Ahora Madrid para hacer realidad el cambio social por el que hemos estado luchando en las calles.

En el ámbito del Servicio Municipal de Deportes, pensábamos que se abordarían los principales problemas que padecíamos: precariedad laboral, abandono del mantenimiento de las instalaciones, falta de personal para poder desarrollar adecuadamente el servicio, etc… y todo ello orientado por el PP a justificar las privatizaciones que estaban llevando adelante sin disimulo alguno. Sin embargo, tras la llegada del nuevo ayuntamiento de Ahora Madrid, y tras ya casi dos años de gobierno, las cosas siguen prácticamente igual.

Hemos visto como se mantenía la mayoría de los cargos nombrados a dedo por el PP, y los nuevos mantenían un perfil ajeno a los trabajadores, como la nueva Gerente de la Ciudad, Carmen Román, asesora con el gobierno de Aznar. La situación de los trabajadores de instalaciones deportivas no ha mejorado en un aspecto central, la precariedad. Los contratos de interinos han aumentado hasta ser más del 60 por ciento de la plantilla, y los contratos a tiempo parcial afectan a más de la mitad del conjunto de la plantilla, al tiempo que se dejan de dar servicios por falta de personal. Respecto a revertir las privatizaciones los avances son mínimos. Se han municipalizado dos pequeños centros deportivos, pero el manteamiento de las instalaciones sigue privatizado por empresas que siguen sin cumplir con los pliegos aprobados, y han aumentado el número de escuelas deportivas gestionadas por clubs privados, obteniendo un incremento de dinero público y potenciando la privatización encubierta.

En defensa de una remunicipalización al servicio de los trabajadores

Y ahora nos encontramos con que el polideportivo Moscardó, que iba a ser municipalizado, lo va a ser finalmente, pero sin subrogar a sus trabajadores, es decir, despidiendo a todos los trabajadores de la plantilla. ¡Es una auténtica vergüenza! Una tomadura de pelo, que solo busca desacreditar una medida demandada por el conjunto de los trabajadores, beneficiando así a un puñado de empresas para que puedan seguir haciendo su agosto con el dinero público de todos los madrileños. De hecho, esta medida supone en la práctica renunciar a la esencia y fin último de la municipalización, que es garantizar un empleo estable y digno y un servicio de calidad. Ahora Madrid debe rectificar, y realizar una verdadera remunicipalización, contando con la participación de los trabajadores y vecinos del barrio en la gestión del centro, y garantizando empleos dignos para todos los trabajadores actuales y los recursos necesarios para que el polideportivo pueda dar un servicio público de calidad a todos los vecinos. ¡¡Para eso votamos a Ahora Madrid!!

Por todo ello los trabajadores hemos comenzado a movilizarnos, exigiendo que Ahora Madrid cumpla con su programa electoral. Hemos tenido reuniones y hemos acudido a los plenos municipales, y nos hemos encontrado con dilaciones, excusas o directamente negativas a escuchar nuestras reivindicaciones. Ahora Madrid ha abierto la mesa de negociación, ofreciendo subidas salariales para calmar a la plantilla, pero obviando medidas esenciales como la lucha contra la precariedad, garantizando la estabilidad en el empleo y la remunicipalización de centros y servicios para dejar de alimentar los negocios de los amiguetes del PP. Y ahora nos encontramos con esta bochornosa decisión que pone en peligro los puestos de trabajo de los compañeros del Polideportivo Moscardó.

No lo aceptamos. No hemos luchado todos estos años implacablemente contra el PP para que ahora todo quede igual, para que despidan a los compañeros del Moscardó y para que se mantenga el negocio de la derecha. Los ayuntamientos del cambio deben estar al servicio de un cambio real, basándose en la organización y la lucha de los trabajadores, y abandonando las excusas que solo contribuyen a golpear a aquellos que hemos luchado años y años contra las tropelías y negocios del PP, abriendo además el camino a la derecha para recuperar de nuevo el ayuntamiento.
Contra la precariedad laboral
Gestión directa de los servicios públicos
¡Sí se puede!, sólo si se quiere

Sindicalistas de Izquierda Revolucionaria

lunes, 13 de febrero de 2017

La Otra Memoria Histórica. La huelga de Quatre Camins

La situación en las cárceles del estado español mejoró considerablemente como fruto de la lucha encabezada por la COPEL a finales de los años 70. De las espantosas condiciones que sufrían las personas presas bajo el franquismo, se pasó a un intento por "democratizar" el sistema penitenciario. Se arrancaron derechos y ciertas mejoras (muy importantes) en las condiciones de vida de la población reclusa.


Sin embargo, poco a poco las condiciones volvieron a endurecerse. Y el aparato del estado tomó nota y afinó la represión. De hecho, la represión, la introducción masiva de la heroía en las cárceles y la creciente desmovilización social en general, hizo que finalmente también se impusiera la paz social en las cárceles. 

A principios de los años 90 resurge la lucha, exigiendo los presos mejoras en sus condiciones de vida y denunciando torturas y trato vejatorio por parte de los funcionarios de prisiones. Para frenar este escenario, en 1991 Instituciones Penitenciarias crea el Fichero de Internos de Especial Seguimiento. Como respuesta al conocido como Régimen FIES (la cárcel dentro de la cárcel), surge la Asociación de Presos en Régimen Especial (APRE). Se extienden las protestas, huelgas de hambre, motines y secuestros de funcionarios, pero no son protestas mayoritarias, salvo alguna excepción. Además, el apoyo exterior fue muy reducido (Salhaketa, Madres Contra la Droga y ciertos sectores del entorno libertario, poco más). Poco a poco, la lucha se fue diluyendo, manteniéndose ciertas luchas individuales cada cierto tiempo. Pero sí se mantuvieron grupos de apoyo en el exterior, que han tenido una clara importancia a la hora de mantener viva la crítica al sistema carcelario.

La huelga de Quatre Camins 

A finales de los 90, se retoma la lucha contra el Régimen FIES, sobre todo por parte de los movimientos sociales, desde el exterior de los muros. En 2000, Madres Unidas Contra la Droga interpuso un recurso contra la Instrucción 21/96 que regulaba estos ficheros. Tras 9 años de lucha en los tribunales, el Tribunal Supremo decretó la ilegalidad del FIES. Sin embargo, la reforma del Reglamento Penitenciario (Real Decreto de 25 de marzo de 2011) blindó la aplicación de medidas de este tipo.

El malestar de la población reclusa seguía en aumento, y finalmente estalla en la prisión catalana de Quatre Camins. Durante meses, los presos alertaron (a través de grupos de apoyo) de las muertes recurrentes por negligencias y desatención médica. Si algún preso hablaba sobre ello, era conducido a aislamiento. Y finalmente, el 28 de mayo 2002, 150 presos del Módulo I (prácticamente todos) se declaran en huelga de brazos caídos, negándose a realizar ningún tipo de labor. A su vez, amenazaron con la posibilidad de iniciar plantones negándose a entrar en sus celdas e iniciar una huelga de hambre si no eran atendidas sus reivindicaciones:
  1. Abolición del FIES encubierto
  2. Excarcelación de los presos con enfermedades terminales (art. 60 del antiguo Código Penal).
  3. Mejora de las condiciones higiénicas y sanitarias dentro de la prisión.
  4. Destinos remunerados. Que los presos cobren por el trabajo realizado.
  5. Fin de las falsas recompensas y del sistema SAM (introducido por la antigua consejera de Justicia Nuria de Gispert que proponía motivación e incentivaba las delaciones entre los presos y beneficios carcelarios para los colaboradores).
  6. Fin de maltratos y torturas. Desaparición de las esposas dentro de la prisión.
  7. Fin de los "protocolos especiales”, consistentes en impedir la utilización del polideportivo, talleres, o espacios abiertos, a presos considerados "fuguistas”.
  8. Mejora de la calidad de la comida.
  9. Desmasificación de la prisión.
Los presos eligieron un Comité de Huelga, que actuara como portavoces frente a las autoridades. Desde Instituciones Penitenciarias se mostraron al menos en apariencia proclives al diálogo, pero los sindicatos de funcionarios de prisiones se opusieron frontalmente a cualquier salida negociada, y reclamaban más personal, medidas coercitivas más contundentes y mayores condenas.

El 29 de mayo, el Comité de Huelga se reúne con el director y el subdirector de Instituciones Penitenciarias. Pero ante la falta de voluntad real de diálogo, los presos reclamaron la presencia del Conseller de Justicia de Catalunya y varios mediadores. También reclamaron la presencia de la Cruz Roja como observadora ante la insalubridad de la cárcel. Mientras tanto, la prensa juega su papel, hablando de violento motín y de la extremada peligrosidad de los presos.

Ese día, los presos del Módulo I pasaron todo el día en el patio, secundando la huelga. Sobre las 21 horas, al enterarse del despliegue de antidisturbios de los mossos, varias decenas se suben al tejado y el resto se niega a volver a las celdas. Cerca de la media noche, al negarse los presos a deponer su actitud, los mossos entran cargando brutalmente. Al escuchar los disparos de los escopeteros, los presos del Módulo II intentan sumarse a sus compañeros. Finalmente, sobre las 2 de la mañana del 30 de mayo, las fuerzas policiales controlaban completamente la cárcel.

La represión que aquel día ocurrió supuso uno de los puntos oscuros de nuestra democracia. Junto a los antidisturbios de los mossos, cargaron muchos funcionarios de otras prisiones (fuera de servicio) portando material antidisturbios. Y tras esto, llegaron las venganzas, los aislamientos, las torutras y los traslados a otras cárceles de los que consideraban "cabecillas" de la huelga.

En La Modelo, se produjo un conato de motín (rápida y brutalmente sofocado) provocado por la indignación de los presos al ver el lamentable estado en que llegaban los trasladados desde Quatre Camins.

La prensa trasladó una imagen totalmente distorsionada del conflicto (llegando a vender la moto de que se había producido un violento motín porque los presos querían cobrar por hacer la cama). Además, los sindicatos jugaron un lamentable papel (especialmente CATAC, posteriormente integrado en UGT) llegando esos días a convocar movilizaciones exigiendo más personal y materiales coercitivos, mientras denunciaban el "desamparo" que sufren los funcionarios en las cárceles. De esta forma, se silenció la protesta de los presos y se eludió el debate sobre sus reivindicaciones.

El motín

Tras salir derrotados, las condiciones de vida y la represión en Quatre Camins se endurecieron, ante el aumento de la impunidad y una mayor dificultad par dar a conocer la realidad más allá de los muros. Hasta que la rabia contenida de los presos explotó en el famoso motín de Quatre Camins del 30 de abril de 2004, que se saldó con una feroz represión y con el subdirector de seguridad de la prisión gravemente herido (en ese momento fue reconocido por los presos como el mayor responsable de los abusos y agresiones que se venían reproduciendo en la prisión).

La prensa trasladó la idea de una revuelta de peligrosos presos que controlaban el tráfico de drogas en el interior de la prisión. Aunque esta vez no se pudo ocultar la realidad, y pocos meses después la dirección de la prisión era destituida. También hubo consecuencias legales: 14 presos fueron condenados a penas de hasta 17 años por su participación en el motín. Y esta vez también fueron condenados varios carceleros, pero a penas ridículas. En cualquier caso, esta vez la lucha sirvió para demostrar que la tortura seguía muy presente en nuestras cárceles, y se aflojó el cerco represivo en el día a día de Quatre Camins.

Lamentablemente, esta historia no ha terminado. Las cárceles siguen siendo los mismos centros de exterminio, y el aparato del estado busca venganza. Venganza contra aquellos que osaron quedarse quietos frente a los abusos, en la huelga de brazos caídos del 2002. A finales de febrero se inicia el juicio contra los participantes en aquella lucha...¡quince años después! No permitamos que se ejecute esta venganza. Con lo rápido que prescriben otros delitos...