jueves, 17 de agosto de 2017

Frente al terrorismo, con el pueblo de Barcelona

La Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) condenan el brutal atentado cometido hoy, jueves 17 de agosto, en Barcelona y expresan su solidaridad y afecto con los familiares y amigos de las víctimas. 

Barcelona es una ciudad obrera, abierta y libre que, a lo largo de la historia, ha dado ejemplo de lucha por la inclusión y la democracia. Una ciudad en la que conviven numerosas culturas y que en la que los que la visitan respiran paz y tolerancia. Ningún acto de odio y violencia podrá doblegar al deseo de todas y todos los que allí viven de seguir haciéndolo de manera pacífica, libre y democrática.

CCOO y UGT quieren felicitar a todos los trabajadores y trabajadoras de los cuerpos y fuerzas de seguridad, servicios sociosanitarios, transporte, etc. que, de manera ejemplar, han atendido con profesionalidad y cuidado a las víctimas del cruel atentado. 

UGT y CCOO hacen un llamamiento a todos y a todas las trabajadoras para que mañana, viernes 18 de agosto, a las 12:00 hrs, se concentren a las puertas de sus centros de trabajo y muestren con un minuto de silencio su solidaridad con las víctimas y su compromiso con la paz, la justicia, la tolerancia y la democracia, señas de identidad de la clase trabajadora. Asimismo, CCOO y UGT llaman a sus afiliadas y afiliados y a toda la ciudadanía a que acudan y participen en los distintos actos que se convoquen en las distintas localidades de España.
La imagen puede contener: texto

miércoles, 16 de agosto de 2017

12-S: Proteger a nuestros hijos no es delito


Mujeres madres afectadas convocan a todo aquél que quiera acompañarnos el día 12 de Septiembre de 2017 a las 12 horas ante el Ministerio de Justicia en Madrid una concentración para visibilizar el calvario al que nos someten desde algunas instituciones públicas y algunos Juzgados.

Nos retiran la custodia de nuestras hijas e hijos entregándosela a maltratadores condenados, al departamento de Servicios Sociales o en muchos casos a ambos.

Cualquier ayuda, adhesión, será bienvenida.

Se ha puesto a disposición de los interesados un correo electrónico
convocatoria12septiembre@gmail.com

Sentencias demoledoras con entregas de custodias de hijos en menos de 24 horas, con despliegue de dispositivos de seguridad comparables a terrorismo de Estado. Patadas en la puerta de los hogares para sacar de ellos a los niñas/os sin que nadie les explique qué está pasando. Apartados de sus vidas de un momento para otro.

Pruebas, documentos, informes presentados que van a la basura, no son tenidos en cuenta. Se aplica el inexistente síndrome de alienación parental, también llamado síndrome de la madre maliciosa, obstaculizadora, para crear el descrédito de la víctima.

En otros casos, cualquier solicitud a Servicios Sociales, incluso cualquier intervención que realizan ciertos departamentos de protección a la infancia, se convierten en pruebas acusatorias donde mujeres y sus hijas/os mienten.

Son años y años con esta barbarie, cantidad de mujeres madres que se encuentran apartadas de sus hijas/os, muchas de ellas con ninguna esperanza de recuperarlos.

Hijas/os que sufren de manera directa la violencia que, lejos de ser protegidos, se encuentran desamparados. Vidas rotas, infancias perdidas, adolescencias complejas

Por esto y mucho más acude a la convocatoria, recuerda

12 DE SEPTIEMBRE A LAS 12 HORAS
MINISTERIO DE JUSTICIA (MADRID)

#PROTEGER A NUESTROS HIJOS NO ES DELITO

martes, 15 de agosto de 2017

Todxs somos Harraga

Harraga es una asociación (que no recibe ningún tipo de subvención) formada por educadoras sociales que trabaja con los niños de la calle de Melilla. No sólo realizan un acompañamiento con los chavales, también denuncian la realidad, intentando visibilizar la durísima realidad que se vive en la ciudad.
Están denunciando la violencia sistemática que sufren los niños en las calles melillenses, por eso se han vuelto incómodas.




Y por eso están sufriendo la presión de las autoridades. Por ejemplo, estos días hemos asistido a cómo, por petición de Melilla el Ayuntamiento de Xixón ha retirado los carteles de la campaña #PersonasQueSeMueven de Médicos del Mundo, en la que participan las compañeras de Harraga. Pero el sistema tiene un problema, y es que aquí ya no se calla nadie. 

#NadaValeSiHayUnNiñoEnLaCalle 


sábado, 12 de agosto de 2017

Los pliegos de la vergüenza

El Ayuntamiento de Madrid, en concreto el Área dirigida por Marta Higueras, ha decidido que las personas sin hogar a las que atendemos en La Rosa no tienen derecho a una alimentación adecuada. En los nuevos pliegos, han decidido que se acabó eso de comer caliente. Es profundamente indignante. A continuación reproducimos lo establecido en cuanto a la alimentación de las personas usuarias por el Ayuntamiento en 2015 (elaborados bajo el gobierno de Ana Botella) y lo establecido por los nuevos pliegos (gobierno de Manuela Carmena):

2015: "La entidad adjudicataria elaborará los menús y ofrecerá una dieta alimentaria con los nutrientes necesarios en desayuno, almuerzo y cena diaria para las 30 personas que pernocten en el Centro y las 25 personas que utilicen el Centro de Día. Estos menús reunirán las características dietéticas adecuadas al tipo de población, estarán supervisados por el coordinador y sometidos a a inspección de los servicios sanitarios municipales.

El desayuno consistirá, como mínimo, en un vaso de leche con bollería y una pieza de fruta. La comida y la cena contará con un primer plato, que según la temporada podrá ser frío o caliente (sopa, legunbres, verduras, ensaladas, etc...), un segundo plato consistente en pescado, carne o huevos, y un tercer plato que consistirá en el correspondiente postre. Así mismo, los menús incluirán todas las dietas necesarias por razones de salud o por razones religiosas.

Igualmente, se incluirán comidas especiales en fechas socialmente señaladas como Navidad, Año Nuevo, Día de Reyes, San Isidro, Carnaval y el aniversario del Centro".

2017: "Se proporcionará una manutención básica a las personas que acudan al Centro, compuesta por bebida (agua, zumos, leche o café, bocadillo o sandwich, galletas y fruta, en desayuno, comida y cena). Se garantiza este servicio diariamente para las 40 personas que se puedan encontrar en el Centro (el Centro contará con 30 plazas de alojamiento, más 5 plazas de emergencia, más 30 plazas de Centro Abierto de día). Hay que tener presente que algunos usuarios del Centro Abierto no permanecen en el mismo durante el día y por tanto, es suficiente contar con 40 menús diarios en desayuno, comida y cena".

No, si lo cierto es que el cambio de gobierno se va a notar en La Rosa. Que nos expliquen quién y porqué ha decidido que las personas a las que atendemos no tienen derecho a un plato de comida caliente. Y que tener plaza en el centro tampoco garantice que comas todos los días. Decepcionante, insultante, frustrante, injusto, inmoral. Refugees Wellcome. Eso sí, como Ahora Madrid no son el PP, los pliegos también dicen que "La entidad adjudicataria estará obligada a que en los desayunos que se ofrezcan a los usuarios/as se incluya, al menos, un producto de comercio justo entre los siguientes: café, té, y otras infusiones, azúcar, galletas". ¡Viva la Revolución!

Mientras tanto, el centro (ya de por sí en condiciones lamentables) sigue deteriorándose día a día ante el abandono tanto de la empresa que lo gestiona (Asispa) como de los responsables municipales. Por ejemplo, así están los baños




Y como The Rose is Different, en los últimos tiempos hemos apostado por el minimalismo. En el baño presuntamente adaptado para personas con discapacidad, ya no tenemos puerta. Para qué, si con una bolsa de basura pegada con celo garantizamos "en la medida de lo posible según las características del centro" la intimidad de nuestra gente.


Una vergüenza sin paliativos. Los nuevos pliegos han sido un mazazo, pero desde La Rosa En Lucha vamos a seguir peleando por un trato digno a las personas sin hogar 

lunes, 7 de agosto de 2017

La Otra Memoria Histórica. Valentín, la otra Transición

Si hay unos protagonistas especialmente silenciados de ese periodo conocido como Transición, son los anarquistas. Es de justicia reconocer su papel en la caída de la dictadura (Franco murió en la cama, pero la dictadura murió en la calle). Papel que también pagaron con tortura, cárcel y asesinatos. Como el del joven cenetista Valentín, durante la huelga del Mercado de Abastos de Valencia en 1978. Verdad, Justicia y Reparación.

 

domingo, 6 de agosto de 2017

El desmadre de los Servicios Sociales. "Ahora, el robo de niños es legal"

Escritora, poeta e investigadora, directora del periódico digital www.tenemoslapalabra.com y biógrafa de famosos,
Consuelo García del Cid colaboró durante los años setenta y ochenta del pasado siglo con publicaciones  como Ajoblanco, El Viejo Topo y Ozono. Es también autora del libro de relatos “Por lo que hemos sido” y ha formado parte como poeta en la “Antología Nueva Poesía Castellana” (1979) y en la “Antología Peliart” (1980). Fue premio de poesía Literaducto (1979) y finalista del premio de Novela Elyssée por su obra “Una enjundia de nada” (1978). Es autora de las novelas “Te la quitaré aunque esté muerto”, “Librada”, “Las razones del recuerdo”, “Memorias de la Traición” y “La Soprano Muda”.

Ha publicado varios ensayos políticos, obras de investigación y denuncia sobre casos de abusos y maltrato a mujeres y robo de niños en centros públicos durante el franquismo: “Las desterradas hijas de Eva”, “Ruega por Nosotras”. Es coautora, junto con Chus Gil, de “Preventorio de Guadarrama”,  “La voz de la memoria”, “Camino de la Justicia” (libro que recoge testimonios de los niños robados durante y después del franquismo).

El desmadre de los Servicios Sociales”, su última obra publicada, trata de lo que ella denomina “robo legalizado de menores en manos de los Servicios Sociales”.

¿Cómo es que la poeta acaba siendo guerrera?

Mi poesía nació de la guerra. De mi guerra personal y particular desde que tengo memoria. No sabría decir desde cuándo escribo. Era una niña. Gané un concurso de redacción que se convocó a nivel nacional, y eso hizo creer que era posible, que podía hacerlo. Hasta entonces, me avergonzaba de lo que escribía. Luego llegó mi primera Olivetti, una máquina de escribir que supuso una especie de armamento interior. Yo salí de Amagatotis, un lugar mágico de la Barcelona de los 70. Allí estábamos todos, o casi todos. Era maravilloso. Yo era una adolescente rebelde que no aceptaba los rigores familiares ni el país donde vivía. A los 15 años me metieron en el reformatorio de las Adoratrices de Madrid. Más tarde fui trasladada al Buen Pastor de Barcelona. Estuve encerrada de los 15 a los 17, y he sido testigo directo del robo de niños. Tenía que contarlo. España tenía que saber lo que hicieron con miles de menores que pasamos por un sistema penitenciario oculto sin haber cometido delito alguno. El día de mi libertad, al despedirme de mis compañeras en el patio, les juré que aunque pasaran 40 años, yo sería escritora, y España entera sabría lo que nos habían hecho. 36 años después, lo denuncié con mi libro "Las desterradas hijas de Eva". Más tarde, seguí con "Ruega por nosotras". Entonces yo vivía en Austria. Volví a España hace dos años y me convertí en activista. Me enterrarán con esto.

¿Qué vínculos encuentra entre nuestra “memoria histórica” y nuestro presente en el caso del robo de niños?
 
Todos. Nunca dejaron de hacerlo. Cuando en 1985 desapareció la institución fascista que denuncio en mis libros, el llamado Patronato de Protección a la Mujer, dependiente del Ministerio de Justicia, ese mismo año cambian la ley del menor y se da todo el poder al funcionariado sin necesidad de un juez. Los Servicios Sociales, sus técnicos, te pueden dejan sin hijos en 24 horas, y lo hacen. Basta con sentarse a pedir ayuda. Basta con la llamada de un vecino, puesto que funciona la delación. Se han cambiado las formas, pero no el fondo. Ahora, el robo de niños es legal. Por eso mi última obra "El desmadre de los Servicios Sociales", que tanto molesta. Lo cuento con pelos y señales. Todo el sistema, toda la organización, que parte de una memoria reciente de la que nadie se había ocupado jamás. Somos el país de la desmemoria, de los tupidos velos, de la ley del silencio y de la ley mordaza. Pero a mí no me van a callar. Los niños se han convertido en un negocio. Por cada retirada de tutela se pagan de tres mil a seis mil euros.

¿Maldad, perversión, corrupción, incompetencia, negocio, falla estructural… o todo junto?

Fascismo. Negocio redondo. Presión por imponer un patrón femenino. No aceptan nuevos modelos de familia, aunque se defienden los vientres de alquiler. España es un país bipolar por naturaleza. Te pueden quitar un hijo por vivir en una ecoaldea, por ser vegana, madre soltera, pobre, alternativa, por cualquier argumento absurdo que será engordado en los informes de los Servicos Sociales. Criminalizan a las familias, son acusadas de verdaderas atrocidades con informes falsos y manipulados. La indefensión es absoluta, y los afectados acaban colgados en un limbo jurídico. Los Servicios Sociales siempre ganan, ellos son el poder. Se ceban en las separaciones matrimoniales. Son juicios salomónicos donde los niños acaban destrozados. Se presenta la policía en tu casa y te arrancan a tu hijo de los brazos. Así, por increíble que parezca. Los centros de menores, en su mayoría, son verdaderos Guantánamos. Se han privatizado. Detrás de todo esto hay una fortuna que se mueve con forma de ONG, centros, informes, psiquiatras, psicólogos… todos forman parte del sistema. Los Servicios Sociales.

¿Es este un crimen que sólo afecta a madres marginadas?
 
En absoluto. Eso es lo que la mayoría piensa, y no es así. Afecta a madres de clase media, incluso de clase alta. Basta con separarse de un maltratador, con que una familia no esté de acuerdo con la vida de su hija, puesto que en algunos casos las denuncian sus propios padres. Mujeres universitarias, artistas, diplomadas… Es el viejo patrón del antiguo Patronato de Protección a la Mujer.
 

 
Los españoles, especialmente los funcionarios de la administración, creen que se hace un gran trabajo social, que los Servicios Sociales son, junto con la Seguridad Social y la Educación Pública los pilares del Estado del Bienestar…

Los funcionarios ni siquiera conocen el viejo patrón, se les ha impuesto un modelo y lo siguen. Aunque sean conscientes del drama que tienen delante, acaban siendo administradores del dolor. Su poder no se discute. Actualmente, las bajas laborales por ansiedad de los trabajadores sociales es alarmante. Están saturados. Algunos sí hablan, pero de forma anónima. Y muy pocos han abandonado su puesto de trabajo, conscientes de las atrocidades que se cometen a diario. Esto estallaría si todo el funcionariado de los Servicios Sociales se pusiera en huelga denunciando el sistema. Pero dudo que suceda, por lo que el trabajo es nuestro. De las madres, las familias y las personas implicadas que nos estamos dejando la piel a diario con las armas que tenemos. Yo pongo la pluma, también conferencio por toda España. Pero no es suficiente. Por eso me convertí en activista.

¿Qué papel tiene el Poder Judicial en este entramado?
 
El poder judicial está al servicio del poder político. No nos engañemos. Es un castillo de naipes que sólo nosotros podemos hacer que caiga con manifestaciones multitudinarias y protestas constantes, sin tregua.

¿Y qué cuentan nuestros políticos?
 
Yo me he entrevistado en el Congreso con casi todos los partidos. Cuando les cuento lo que está pasando, se echan las manos a la cabeza. No lo saben (eso dicen) y si algunos intuyen algo, desconocen la realidad actual. Denuncié todo el sistema en el Senado el pasado 30 de mayo. Con ello, ya ninguno podrá decir que no sabe nada. El único partido que me ha ayudado ha sido Ciudadanos. Pese a no compartir su ideología, son los únicos que se están mojando, las cosas como son, y así las digo porque es la pura verdad. Los demás no han hecho nada. Absolutamente nada. Te reciben, te escuchan y luego ya ni te contestan un correo electrónico.

¿Qué pasa con los medios y la opinión pública?
 
La mayoría de los medios enmarcan las retiradas de tutela en crónicas de sucesos, como si fueran casos aislados. Los casos "aislados" son las retiradas justificadas, que las hay, pero son mínimas. Sí he podido expresarme libremente en algún canal televisivo, como 8tv, con Josep Cuní. No me censuró una sola palabra. Y me consta que la centralita del canal está saturada de llamadas de madres que quieren denunciar su caso. Por otro lado, tengo una sección todos los miércoles por la noche en una emisora de radio, Vuelo714, donde semana tras semana hablo del asunto y presento dos o tres casos. Estoy y estaré eternamente agradecida a Vuelo714, se han implicado muchísimo.

[Img #11980]¿Realmente hay un negocio oculto, es el de los menores tutelados un “sector en expansión” que ayuda mucho a mejorar las “cifras del paro”?

Redondo y evidente. Los menores son un negocio, como te he dicho antes. De 3.000 a 6.000 euros por niño tutelado, más las ONG que chupan del bote disfrazadas de buenismo, más las subvenciones… Las mismas congregaciones religiosas de los reformatorios franquistas están gestionando ahora los centros de menores impartiendo su sistema adoctrinador. Todo ello genera muchos puestos de trabajo, pero muchísimos, y luego nos venden la moto de que bajan las cifras del paro. Jugada maestra. Y la sociedad traga. Las cifras del paro bajan con el secuestro institucional de menores. Es un imperio económico que no se revierte en los niños, puesto que visten ropa de segunda mano y les suministran comida caducada, tal como ha denunciado Mónica Oltra. Otra diputada mallorquina, Xelo Huertas, ha pedido la revisión de miles de expedientes del IMAS (Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales). Esas son las políticas con un par, necesarias, que han plantado cara al sistema.
 
¿Quién se ocupa de los afectados? ¿Se están organizando?
 
Los propios afectados y las asociaciones que se han ido creando, como SIMICAT y Marea Turquesa, actuamos de forma constante en distintos escenarios. Hay un movimiento diario muy intenso en redes sociales. Se convocan concentraciones, manifestaciones, se intenta ayudar a los afectados, se les da información con el fin de que no se sientan perdidos, incluso asesoramiento jurídico gratuito. Hacemos lo que podemos, y esto ya no hay quien lo pare. Está a punto de estallar. Lo vamos a conseguir. El 12 de septiembre se ha convocado una manifestación en Madrid a las 12 del mediodía a la que -sorprendentemente- se ha unido Portugal, Brasil, Argentina, Paraguay e Uruguay. Está sucediendo lo mismo en todo el mundo. Los países que he mencionado, se manifestarán el mismo día y a la misma hora. La iniciativa partió del equipo “Doble Victimización”,, a la que se unió SIMICAT y otras plataformas. También se han adherido las víctimas del robo de niños franquista pertenecientes a Nuevo Ágora y Camino de la Justicia. Esperamos que sea un acto multitudinario y con repercusión internacional. Izquierda Unida nos apoya también.
 
¿Es más duro perder un hijo que ir a prisión?
 
No hay nada más duro en la vida que perder un hijo. Va contra natura. El dolor es eterno. Las madres están destrozadas, y en ello se apoyan los Sservicios Sociales para decir que están todas locas. ¡Ellos las vuelven locas! Siempre hago la misma comparación: si hay quien se suicida porque no puede pagar su hipoteca y se queda sin casa, ¿cómo se supone que puede estar una madre que pierde a su hijo?. No hay nada peor que eso. Lo que están haciendo es un auténtico crimen.
 
¿Qué ocurre con los menores tutelados?
 
Mediación forzosa para que "no molesten", medidas de contención, celdas de aislamiento, palizas, humillaciones, malos tratos… Un desmadre total. Hay denuncias en el Defensor del Pueblo. Afortunadamente, la situación de los menores en los centros sí está saliendo a la luz. En eso, la prensa no se corta. A diario se publican artículos que ponen los pelos de punta. Embarazos no deseados... ¿Dónde está la protección? Menores violadas y prostituidas... ¿Protección del menor?… Algunos centros funcionan relativamente bien, pero la mayoría, son Guantánamos.
 
¿Cómo rehacen sus vidas esos menores una vez cumplidos los 18?
 
En la puta calle, sin oficio ni beneficio y desamparados. Son futuros delincuentes. Ahora están creando algunas medidas, como los pisos tutelados, puesto que se ha hecho público el asunto de los centros. Pero todo es lento, y durante ese tiempo, el menor ya está destrozado y marcado para los restos.

¿Cuál sería el decálogo preventivo para las familias que pueden verse en esta pesadilla?
 
Yo no tengo un decálogo, sólo puedo añadir lo que conozco:
Que nadie vaya a pedir ayuda a los Servicios Sociales, aunque esté pasando hambre.
Si se activa una "intervención", que busquen ayuda en asociaciones de afectados donde nadie les pida dinero. Ni cuota, ni donativos. Nada. Porque existen, y las he nombrado anteriormente.
Que no tengan miedo ni se dejen dominar por los Servicios Sociales.
Que se rebelen constantemente de forma pública, porque nuestra fuerza es la única. La más potente. Y acabaremos con todo esto, cueste lo que cueste. Somos perfectamente conscientes del riesgo que asumimos. Nos enfrentamos a un monstruo: el gran poder. Son nuestros niños, la vida de los niños, están matando infancias, matando madres, familias, vidas enteras.

Háganos, por favor, un listado con cifras para poder calcular la dimensión de esta realidad...
 
En 2105, 42.628 menores fueron separados de sus padres. Esta es la estadística de tutelados a fecha de diciembre del 2015, según datos oficiales del Observatorio de la Infancia. No disponemos de datos más recientes puesto que el informe del 2016 se halla en proceso de elaboración. La retirada de tutelas aumenta de forma vertiginosa. ¿Democracia? ¿Memoria histórica? Estamos en agosto de 2017. Que cada uno asuma el cálculo que considere. Las cifras hablan solas. Nadie puede mirar hacia otro lado. Las madres y las familias que han perdido a sus hijos en manos de los Servicios Sociales han perdido también el miedo. Sabemos que la bestia avanza, pero somos decenas de miles, nos hemos organizado y no vamos a parar.

viernes, 4 de agosto de 2017

Rebrota la sarna en Asispa

Casi un mes después de detectarse el primer caso, el brote de sarna sigue sin estar erradicado. Dos usuarios y una trabajadora más han resultado contagiados. Y es normal; lo extraño sería que actuando tarde, mal y por la fuerza el problema se hubiera resuelto.

Tarde porque como siempre, Asispa comenzó restando importancia al problema y negando que fuera necesario tomar medidas, incluso negándose a facilitar el tratamiento profiláctico a personas usuarias y personal (de haberse hecho en las primeras horas, como se solicitó a la empresa, probablemente se hubiera terminado el problema hace tiempo). Para que reaccionara la empresa, fue necesario que empezaran los contagios entre la plantilla, que la prensa se hiciera eco del caso y dos denuncias en Inspección de Trabajo.

Mal, porque todo se termina haciendo atropelladamente y sin ningún tipo de planificación coherente (el Servicio de Prevención va cambiando continuamente las pautas, incluso de manera contradictoria).

Y por la fuerza, porque así lo exigen los requerimientos realizados por Inspección de Trabajo, tras constatar toda una serie de deficiencias. Ni teníamos taquillas dobles (como solicitamos desde hace años), ni se encargaba la empresa del lavado industrial de los uniformes del personal (preceptivo en cualquier centro de trabajo donde existan riesgos biológicos). Ni siquiera están evaluados los riesgos biológicos específicos de La Rosa. Y es que cuando denunciamos que la Prevención de Riesgos Laborales es un mero paripé, nos referimos a esto.

En el colmo del disparate, la última compañera contagiada por sarna se ha visto obligada a seguir acudiendo a su puesto de trabajo (por lo que una persona infectada ha estado prestando atención directa a las personas que hacen uso de nuestro centro). Y es que por insólito que parezca, Asispa parece haber decidido incumplir el mandato dado por Inspección de Trabajo.

Incapaces de organizar el servicio de lavandería

Como es lógico, la ropa de las personas usuarias y nuestros uniformes se empezaron a trasladar a los servicios de lavandería centrales de la empresa. Pero ni esto lo están haciendo correctamente. La ropa no se traslada con la celeridad necesaria, por lo que se acumula en bolsas de basura (y no en bolsas herméticas, como debe ser) en mitad del pasillo por el que pasamos continuamente, como se muestra en la imagen.

 
Y tampoco está volviendo en un plazo razonable, lo que está provocando inconvenientes a usuarias y trabajadores. Se están produciendo problemas con los uniformes, que vuelven mezclados con la ropa de usuarios, e incluso están siendo devueltos mojados. No podemos seguir así.

El nivel de incapacidad para gestionar un simple brote de sarna que está mostrando Asispa (¡con la cantidad de recursos sociales y sociosanitarios que gestiona!) nos llena de honda preocupación. Lo mismo podemos decir de los responsables municipales de la red de atención a personas sin hogar, pero del Ayuntamiento ya hablaremos.
 

miércoles, 2 de agosto de 2017

¡Basta de amparar maltratadores! Solidaridad con Juana Rivas y sus hijos


Juana Rivas 
#TodasSomosJuana
Desde Libres y Combativas queremos mostrar todo nuestro apoyo a Juana Rivas, la mujer a la que la “Justicia” obliga a entregar a su hijo de 11 años y a su hija de 3 a su padre, condenado en Italia a una pena de prisión de 3 meses por un “delito de lesiones en el ámbito familiar” en 2009. En 2016  este individuo al que ahora se exige le sean devueltos sus hijos, fue denunciado nuevamente por malos tratos ya en el Estado español , pues Juana tuvo que huir con ellos desde la isla de Carloforte hasta el pueblo de Maracena, Granada, huyendo de la violencia machista.

Sin que esta  denuncia por malos tratos haya sido resuelta,  y a pesar de estar pendiente un recurso junto con dos informes psicológicos sobre esta decisión judicial, las autoridades pretenden obligar a una madre a entregar a sus hijos a un maltratador, y ante su negativa ahora se la pretende acusar de secuestro.

Poner a salvo a tu hijo e hija no es ningún secuestro. Es dispensar la protección mínima para evitar más violencia  por parte de un maltratador. Es evitar los lamentos posteriores, las lágrimas de cocodrilo que todos aquellos defensores de esta “justicia”, tan injusta que expone a mujeres y niños a perder la vida a manos de sus parejas o ex parejas, verterán cuando ocurra lo que podría haberse evitado.

Por todo ello, desde  Libres y Combativas apoyamos  todas las movilizaciones y convocatorias que se promuevan desde la Plataforma de Apoyo a Juana Rivas a lo largo y ancho del Estado español.  Porque no queremos pactos que queden en palabras huecas, llenas de aparentes buenas intenciones que no van al origen de la desigualdad y el sufrimiento que muchas mujeres viven en esta sociedad capitalista y patriarcal. Porque queremos que se dé verdadero amparo y protección a las víctimas de la violencia machista. Porque queremos que se deje de instrumentalizar a los niños y niñas para ejercer violencia psicológica contra sus madres. Porque un padre que ejerce violencia contra una madre también la ejerce contra sus hijos e hijas.

Porque nos queremos vivas, libres y combativas.
Porque Juana está en nuestra casa.
Juntas y fuertes, feministas siempre.

domingo, 30 de julio de 2017

El sindicato CO.BAS denuncia precariedad, irregularidades y represión en los centros de protección de menores de la Comunidad de Madrid



A principios de 2017 tomamos contacto con estos recursos por medio de dos afiliadas/os al sindicato, que trabajaban como “monitoras” para la FUNDACIÓN GRUPO EDUCATIVO en un piso de adolescentes tuteladas/os. Ellas sacaron a la luz diversas irregularidades laborales sucedidas en esta empresa (convenio no adecuado, categorías por debajo de las funciones, falta de personal, etc); Por ello fueron despedidas, y ahora están inmersos en dos procesos judiciales para exigir el cumplimiento total de los derechos de las trabajadoras que esta empresa venía vulnerando, y ser readmitidas al ser un posible despido nulo con evidencias de haberse producido por ejercer la actividad sindical. Por ello realizamos una CONCENTRACIÓN, el pasado 29 de Junio en la Sede de la Dirección General de la Familia y el Menor, y solicitamos reunión con su Director Alberto San Juan Llorente y con Comisión de tutela. En ella coreamos con fuerza: “no a los despidos en Grupo Educativo”, “menores tutelados, currelas xplotados”, o “madrid tutela, la empresa a por la pela”. Las movilizaciones continuaran.

Desde CO.BAS Sector Social queremos hacer un análisis más profundo sobre estos recursos, pues nos parece que la situación laboral y general, debe ser denunciada. La situación es intolerable.


Los trabajadores/as de estos recursos, lo hacen en situaciones de grave precariedad; nos encontramos con contratos temporales, fuera del convenio, con jornadas por encima de lo permitido, incumplimiento del número de profesionales especificados en los pliegos, contratados/as en categorías inferiores a las de la titulación que se les exige y las funciones que realizan,etc. Siendo práctica habitual exigir titulaciones superiores (que presentarán a la Comunidad de Madrid por exigencias de los pliegos) y contratarles como  Educadores, Trabajadores e Integradores Sociales, como cuidadores o monitores.



Por otra parte, más de 2000 menores permanecen en centros residenciales, con medidas de tutela o guarda, ejercida por la Comunidad de Madrid; chavalas/es con situaciones de gran complejidad, algunas incluso traumáticas, que llegan a centros donde debe primarse el bienestar e interés del menor. El gobierno regional cuenta con una red de unos 90 centros, entre centros de acogida, residencias de primera infancia, residencias y hogares infantiles, centros específicos para menores con discapacidad, recursos de  adolescentes y centros específicos de salud mental para menores con trastornos de conducta o con problemas de consumo de drogas. Todo según datos de la propia Comunidad.



Estos centros, son recursos imprescindibles para velar por los derechos de los/as menores. Recursos que a todas luces tendrían que ser 100%PÚBLICOS, sin más interés que el de salvaguardar los derechos de niños y jóvenes en situaciones de desprotección.


La situación real, dista mucho de buscar favorecer esos derechos e intereses. El servicio esta casi en su totalidad privatizado, y se lleva a cabo, por diversas entidades, que en la mayoría de los casos, buscan beneficios económicos aprovechándose de las cuantiosas cantidades que la Comunidad pone a su disposición por concertar estos servicios. (reciben unos 3000€ mensuales por plaza).

Servicios (y esto es extensible a toda la red de Servicios Sociales) que si estuvieran bien estructurados y funcionaran correctamente,  generarían beneficios enormes para la sociedad. El Estado debe ponerlos en marcha, para garantizar los derechos que promulga. Sin embargo, se externalizan y privatizan, a base de contratos al mejor postor, buscando beneficios en un ámbito que no es productivo económicamente hablando; asi, la mayoría de empresas recortan gastos de donde pueden (derechos laborales, calidad de servicio, necesidades educativas, número de profesionales, etc.).
 
Si en los concursos priman la oferta más baja es evidente que la calidad del servicio se ve directamente afectada. Si no se controla que hacen las entidades adjudicatarias con el dinero invertido el despropósito puede ser enorme. Suculentas cifras de millones de euros sin priorizar la calidad de los proyectos de intervención, dejando los derechos de los trabajadores y menores en un segundo plano. Todo bajo el inexistente control por parte de la administración. No es que el servicio no sea público, es que no existen mecanismos de control (ni hay interés en que los haya), sobre en que condiciones las empresas prestan y gestionan los servicios. ¿que situaciones se podrán llegar a dar en estas entidades que desconozcamos?

Pisos con ratios de 8/10 chavales por educador/a, con necesidades muy diversas, con una  estructura de intervención externalizada y descoordinada, generando nuevas situaciones de riesgo que se suman a las que ya traían los chavales. Porque son las empresas, las que finalmente deciden y estructuran, las intervenciones y recursos que definiran esos intereses. Así, convierten estos pisos en recursos fundamentalmente asistenciales con graves dificultades para realizar intervenciones educativas reales. ¿Cómo lograr que prime el bienestar del menor con este entramado? Debemos criticar abiertamente el diseño del sistema, y el negocio montado a su alrededor. Tiene que modificarse. Devolviendo todos los recursos al sistema público, acabando con las concesiones y apostando por el trabajo integrado, dando prioridad a la intervención conjunta con las familias.


En base al interés del menor, en ocasiones, se les saca de sus entornos familiares (sin negar que ese hecho en determinados casos es necesario), y se les lleva a centros, donde por estructura se encuentran con otras situaciones de riesgo (maltrato institucional, “guetificación”, traumas asociados etc). Debemos tener una visión más amplia, y denunciar, que, algunas de las conductas que llevan a los tutelajes están relacionadas con cuestiones derivadas por la desigualdad social. Desde los menores no acompañados, que cruzan las fronteras empujados por la falta de futuro en sus países de origen, a las familias a las que se les retira la tutela por pertenecer a “entornos marginales” derivados de la falta de recursos y oportunidades laborales. Culpabilizando a familias y menores, de situaciones estructurales sucedidas por el fracaso del sistema. Deberíamos centráramos en intervenir directamente en esas situaciones. No podemos obviar que deben existir mecanismos para proteger a los menores, pero es que el entramado es ineficaz e injusto en determinados casos, generando desprotección al intentar proteger, y apenas trabajando con las familias para resolver las causas por los cuales se ha tutelado a los menores.

Empresas del sector como Fundación Grupo Educativo, Fundación O’belen, Salud Mental Consulting, Grupo Norte, Dianova etc. algunas de ellas con más que dudosas actuaciones, se rebelan como los principales gestores de los servicios sociales. Tutelando las vidas de menores que quedan a expensas de sus decisiones empresariales.

A veces, las/los profesionales nos llenamos la boca con “el interés general del menor”, pero olvidamos que la planificación de estos recursos son el principal obstáculo para defenderlos. “Vocación por ayudar”, se escucha a menudo en el sector social. Necesitamos una perspectiva colectiva en el sector que se aleje de las buenas intenciones, voluntariedades y caridades, y se vincule de forma decidida con la justicia social. Así podremos reivindicar y defender los derechos que tenemos y tienen las personas con las que trabajamos.

POR TODO ELLO, EXIGIMOS:

CONTROL A LAS ENTIDADES CONCERTADAS; BASTA DE IRREGULARIDADES; READMISIÓN DE LAS DESPEDIDAS EN GRUPO EDUCATIVO; GESTIÓN 100% PÚBLICA DE LOS RECURSOS. DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LAS/LOS MENORES
POR UNA PERSPECTIVA COLECTIVA Y REIVINDICATIVA EN EL SECTOR SOCIAL.