miércoles, 31 de mayo de 2017

En defensa de lxs niñxs en el Senado, Consuelo García del Cid


"El Estado ha amparado a un pederasta y desprotegido a una niña"

La vida de Susana Guerrero está en una pequeña maleta negra que a veces, cuando tiene alguna entrevista, lleva consigo. Ella la llama así, la maleta de su vida, porque dentro almacena un sinfín de documentación judicial que la acompaña desde hace más de una década. “Toda mi lucha está aquí”, explica. El enrevesado viaje de la vida de Susana ha sido solitario durante muchos años, hasta que tuvo claro hacia dónde quería dirigirse y comenzó a reunir el apoyo de diversos colectivos feministas, asociaciones y personas particulares. El viaje de Susana, el de su existencia, empezó en su infancia y se fue transformando en una odisea que la ha llevado hasta la actual lucha que enfrenta para no perder a su hija Nayara y garantizar su bienestar psicológico.

Maltratos, centros de menores, denuncias, sentencias judiciales, informes psicológicos y una ristra interminable de burocracia ha rodeado y rodea su vida actual. Pero para situarnos en el presente, hay que girar hacia su pasado. A los 12 años, era maltratada en su casa. Vivía en Talavera de la Reina y fue allí donde conoció a un matrimonio heterosexual que se interesó por ella y en cuya vivienda, que ella comenzó a visitar con mucha frecuencia, se darían situaciones que hoy, desde la experiencia, califica como “abusos sexuales”. Comenzaban así una serie de vivencias que, como cuenta, la llevarían por unos caminos duros.

“Este señor empezó a abusar sexualmente de mí, algo que yo en ese momento no veía como un abuso, para mí ese señor era mi padre y se supone que me estaba protegiendo”, explica. Estas situaciones siguieron repitiéndose hasta que, pasado cierto tiempo, la Policía intentó que ella contase lo que le estaba ocurriendo. De hecho, Susana solicita que dejen declarar a los policías que abrieron esa investigación, para que puedan contrarrestar otras opiniones. “Es muy denigrante escuchar a un policía decir que yo cometí el error de caer en sus garras; es muy denigrante que se culpe a la víctima y dejen al pederasta campar a sus anchas”.

Susana cuenta que en cierto momento se atrevió a denunciar lo que estaba viviendo y el ginecólogo acreditó las agresiones sexuales. A él lo llevaron a la cárcel y a ella a un centro de menores. “Aquí empecé a formar parte del sistema, que es muy, muy duro”, explica. De su etapa en este primer centro recuerda que apenas podía salir a la calle y que cuando lo hacía estaba acompañada de un policía. Esta situación se prolongó durante meses y, en ese tiempo, él quedó en libertad provisional. “Al enterarme de que estaba libre tuve un intento de suicidio y me metieron en el Psiquiátrico de Talavera de la Reina, atada y totalmente dopada; a él le pusieron en libertad y a mí me encerraron dos semanas”. Susana relata cómo pasó por varios de estos centros de menores de la provincia de Toledo y cómo él rondaba estos lugares y terminaba encontrándola. A través del “secuestro emocional”, como ella lo califica, en ciertas ocasiones ella se marchaba con él y desaparecía durante un tiempo. “Yo no entendía cómo un hombre acusado de agresión sexual se sentía con tanta libertad. ¿Por qué siempre me encontraba, estuviera en el lugar que estuviera? ¿Por qué no estaba preso?”

Por estas ‘huidas’, Susana era derivada de un centro a otro, “cada vez con un régimen más cerrado”. De su paso por el Cigarral rescata que le daban 15 pastillas diarias. “Este centro recibía cerca de 5.000 euros mensuales por mí, como menor tutelada que era; estos lugares son un negocio privado subvencionado por el Estado”. Casa Joven, un centro que cerró en 2009, fue el siguiente destino de la toledana. En el juicio relativo a los abusos, la Audiencia Provincial de Toledo determinó que era una niña ‘celotípica’, que tenía celos de su esposa y que sus cicatrizaciones eran antiguas. Él quedó en libertad definitiva. Explica que en ese juicio, debido a las presiones, a la incertidumbre y a ese “secuestro emocional y sexual” que la rodeaba, negó los abusos.

A los 17 años, Susana Guerrero se quedó embarazada de su hija Nayara. “Cuando se enteró, este señor transformó esa situación que venía ocurriendo desde hacía años en que yo era su pareja, cuando yo seguía siendo menor”. En su cabeza se acumulan muchas preguntas que, de momento, no se han resuelto. “El Estado debería haber intervenido, ¿cómo podían normalizar esa situación? ¿Por qué nadie hacía nada y él actuaba con total impunidad?”. Rememora que durante su embarazo comenzaron los malos tratos físicos: “En un momento determinado me atreví a denunciar y la jueza le condenó por violencia de género porque reconoció haberme pegado”.

Susana tenía la custodia de Nayara pero, al igual que sucede en la mayoría de los casos de violencia machista, no se decretó ninguna medida de protección para su hija. “Le entregaba a mi hija a un pedófilo porque yo hasta los 23 años no fui consciente de que había sido víctima de abusos sexuales y porque la Justicia no te da muchas alternativas”.

Custodia

En el año 2011, cuando Susana se marchó a trabajar fuera de Toledo, el agresor la denunció por no entregarle a la niña y un año después reclamó su custodia. “Yo había realizado el procedimiento establecido, dejar un escrito en el Juzgado de Violencia de Talavera informando de que me marchaba”. A partir de 2012, momento en que Susana Guerrero quiso iniciar su vida en Gran Canaria comenzaron las demandas judiciales por parte del que califican como ‘padre’ de la niña. El Juzgado de Talavera obligó a mantener el régimen de visitas establecido inicialmente y la niña viajaba todos los meses a la Península, con el correspondiente desembolso económico.

Al poco tiempo, Susana detectó que su hija podría estar sufriendo abusos sexuales en sus visitas y maltrato físico por parte de la pareja de éste, e interpuso una demanda solicitando que se suspendieran los encuentros, pero la desestimaron. Requirieron para su hija una breve visita a un psiquiatra y en unos minutos éste determinó que su hija estaba bajo los efectos del conocido Síndrome de Alienación Parental (SAP), un síndrome sin base científica muy utilizado en los litigios por las custodias de hijas e hijos, pese a que el Consejo General del Poder Judicial desaconseja su uso, donde se dictamina que la madre manipula el juicio del menor y el padre se muestra como la víctima.

Un tiempo más tarde, en Canarias, un forense y un psiquiatra hicieron una valoración psiquiátrica de su hija. “La huella psíquica de Nayara es compatible con las situaciones de abuso sexual”, constata el documento. Entre otras indicaciones, se recomienda que la niña asista a terapia y que “no sea expuesta a los agentes agresores referidos sin supervisión por entender que puede ser objeto de nuevas situaciones de abuso”. El documento nunca se ha llegado a aceptar como prueba en los juicios. “Mi hija no podría decir que ha visto películas de hombres y mujeres desnudos y hablarme de sexo si no las hubiera visto. No podría relatar con tanto detalle como lo hizo una situación de abuso que no ha vivido”. En determinado momento, relata esta madre, la niña empezó a manifestar abiertamente que no quería ir con el padre y ella se opuso a seguir cumpliendo el régimen de visitas.

Fue una época muy enrevesada. En 2015, un juzgado de Talavera le dio la guarda y custodia de la niña al padre, basándose en ese informe donde se indicaba que la niña sufría SAP. La Audiencia Provincial de Toledo estimó hace un año el recurso que ella presentó frente a esta sentencia y logró que se revocara. Después de un combate largo y desgastante, Susana ha logrado quedarse con la custodia de Nayara. El Tribunal Supremo acaba de declarar firme la sentencia que confirma la custodia para la madre.

Esa fue una gran victoria para ella, pero la batalla continúa. Actualmente, la Fiscalía de Talavera de la Reina pide para Susana Guerrero dos años de cárcel por presunta denuncia falsa de abusos sexuales a su hija. Solicita, además, que se le abone al denunciado 12.000 euros, y el pago de una multa de 6.000 euros. Piden también 5.000 euros como indemnización a la esposa de Muñoz, porque consideran que no se produjeron los malos tratos hacia su hija que Susana denunció. Por otra parte, solicita un año más de cárcel por desobediencia grave al incumplir el régimen de visitas de la menor. En total, tres años de cárcel y una cuantía impensable para sus posibilidades económicas actuales.

“Irregularidades”

Lo que, a juicio de Susana Guerrero, explica que la situación haya llegado hasta el punto en el que se encuentra hoy son las “irregularidades” del Partido Judicial de Talavera de la Reina: “Intentan esconder lo que ha pasado conmigo cuando era menor porque me he rebelado, y la forma de ocultar lo mal que lo hicieron es esa; por supuesto, si yo hubiera cumplido el régimen de visitas, hubiera sido sumisa y dejado que mi hija se fuera con él nada habría pasado”. Considera que es la única forma con la que pueden “salvar” esa desprotección del pasado. “Cómo van a explicar que si en su día, siendo yo menor de edad, le pusieron en libertad habiendo un informe que acreditaba las agresiones sexuales, yo me quedase embarazada siete meses después”. Para Susana, en su caso confluyen la violencia machista con la violencia institucional: “El Estado amparó a un pederasta y desprotegió a una niña”. Ella lo tiene muy claro: “El detonante de que este señor haya abusado de mi hija es la falta de protección del Estado hacia mí”.

Esa desatención a la que hace referencia la ha vivido en muchas ocasiones, entre otras, en el momento, cuando tenía 19 años, en el que firmó el convenio regulador de las visitas que tendría que repartirse con Francisco Muñoz. “En ese momento tan reciente de violencia no entiendes de leyes, no sabes lo que está pasando, nadie te ayuda y firmas un documento que es tu sentencia”.

Impunidad de los abusos

Tuvieron que pasar varios años para que Susana Guerrero le pusiera nombre a lo que había vivido. “Yo acepté que había sido una niña abusada cuando un psicólogo me grabó en vídeo y vi la película de mi vida; no es normal que un hombre de 34 años tenga relaciones con una niña de 13, no sé si identificarlo como un pedófilo, un pederasta o un depredador sexual”.

“Es más fácil culpar a la niña y decir que la niña accede a ver a un abusador en lugar de pensar que es una niña que está sola, desprotegida y sometida psicológicamente; no entiendo qué me cuestionan a mí”. Cree que si en el Juzgado se resolviese un procedimiento a su favor, se confirmaría la negligencia o falta de implicación con la que los distintos órganos actuaron durante su infancia: “Le protegieron a él y me desprotegieron a mí, así que ahora no me pueden dar la razón porque sería decir que la culpable no soy yo”.

Por eso, para intentar evitar que la historia se repitiese, cuando tuvo los primeros indicios de que su hija Nayara podría estar sufriendo algo parecido, no tuvo dudas en enfrentarlo, aunque sabía los riesgos que conllevaba y uno de ellos era el que finalmente tomó importancia: que el Tribunal de Talavera aceptase el Síndrome de Alienación Parental en su causa. “Si denuncias los abusos de tu hija te van a acusar de manipuladora y si no los denuncias eres cómplice de lo que le está ocurriendo, ¿qué haces entonces?”.

La supervivencia

En medio de este complicado entramado judicial, Susana Guerrero tiene que compaginar la burocracia habitual para la que es reclamada (citaciones, vistas, declaraciones o juicios, entre otras) con la subsistencia diaria. El trabajo es un ámbito difícil de combinar con la lucha en los juzgados. “Para trabajar lo tienes muy difícil porque estás metida en todo esto, y a eso se suma que soy una persona mediática. Me han llegado a echar de varios puestos de trabajo por la persecución judicial”. Cuenta que en uno de sus últimos empleos le preguntaron si era ella la misma persona que aparecía en internet con una historia judicial detrás. A los dos días la despidieron alegando que había bajado la producción: “Desde que empecé con la lucha, he perdido siete veces mi trabajo”.

La vida diaria de Susana Guerrero transcurre entre la lucha por un trabajo digno, la atención y los cuidados a su hija, los trámites con la Justicia y el activismo. Tiene 29 años y la odisea, aunque a veces le permite algo de aire, la mayor parte del tiempo es convulsa. Y sabe que todavía le quedan duras etapas que recorrer.

En cuanto a cómo se proyecta en el futuro, no es muy optimista. “De aquí a un año me veo presa por algo que no he cometido, porque van acumulando cada vez más acusaciones contra mí”, explica. “Si no me condenan, estarían reconociendo que Nayara ha sufrido abusos”. Cuenta con muchos apoyos pero también es consciente de que se ha enfrentado al sistema “de una manera muy agresiva”. Lo único que sabe con certeza es que va a seguir luchando por su hija y por ella, porque es lo que siempre ha hecho, porque no concibe la impunidad en historias de vida como la suya y porque, independientemente de que gane o pierda, la batalla por la justicia es su bandera.

martes, 30 de mayo de 2017

Los hijos de la mujer asesinada en Usera, a un centro de acogida

La familia de Eliana, la mujer de origen colombiano y de nacionalidad española de 27 que fue asesinada hace 15 días en Usera, reclama la custodia de los dos menores de edad que actualmente se encuentran en un centro de acogida.

“Los niños no entienden nada de lo que está pasando, solamente quieren estar con su familia y se les ha desvinculado de ella”, han explicado a Diario16 fuentes cercanas a la familia de la víctima. Tanto es así que, al parecer, a la abuela de los niños de 3 y 8 años de edad se le ha denegado la tutela pero no el acogimiento de los mismos. “A la abuela la enseñan unos papeles para que los firme y la dicen que la tutela no se la van a dar pero sí el acogimiento de sus nietos”, afirma la presidenta de Ve La Luz.

Eliana solicitó el divorcio, denunció varias veces a su expareja por malos tratos y se le denegó una orden de alejamiento que ésta pidió sobre su expareja poco antes de ser asesinada. “20 días antes de ser asesinada, Eliana volvió a denunciar a su ex pidiendo además una orden de alejamiento que fue rechazada por el juzgado, aseguran. Sin embargo, la joven fue encontrada sin vida en el piso de una amiga, ubicado en el barrio madrileño de Usera.

La familia de la chica viajó desde Marruecos hasta España nada más enterarse de lo sucedido y en menos de 24 horas se enteraron que la Comunidad de Madrid se había hecho cargo de los dos niños de la pareja de 3 y 8 años de edad. Además, a la madre de la joven se le prohibió el acceso al domicilio de la ésta. “De repente la madre se entera de que no puede entrar a la vivienda de su hija cuando tenía el alquiler pagado”.

Ahora, la familia se encuentra a expensas de que la otorguen un abogado de oficio. “No han recibido ningún tipo de ayuda. Ni siquiera un salario de emergencia para poder sufragar los gastos que conllevan este tipo de cosas que destrozan tu vida. Esta es la realidad de las familias que les asesinan a sus hijos, de los huérfanos y de las víctimas de violencia de género. El Ayuntamiento está dando la espalda a las víctimas de violencia de género”.

lunes, 29 de mayo de 2017

4J: Manifestación por la Remunicipalización ¡Volvemos a las calles!

Tras las tres jornadas de huelga y las concentraciones del último mes, las trabajadoras y los trabajadores del centro de atención a personas sin hogar La Rosa volvemos a movilizarnos por unas condiciones laborales dignas y un servicio de calidad. Asispa, empresa que gestiona el centro, únicamente se preocupa por obtener beneficios a costa de las arcas públicas, y por eso volvemos a exigir plena transparencia por parte del Ayuntamiento de Madrid en la elaboración de los pliegos. Y la única manera de conseguirlo, tal y como hemos trasladado reiteradamente al Ayuntamiento de Ahora Madrid, es mediante la participación de la plantilla tanto en su elaboración como en el proceso de concesión y posterior seguimiento del contrato. Solo quienes trabajamos en el centro conocemos las verdaderas necesidades del servicio y podemos garantizar el correcto uso de cada euro de dinero público entregado a esta multinacional.
Los casos de corrupción que hemos conocido las últimas semanas en la Comunidad de Madrid, el llamado caso "Lezo", y también los que están saliendo a la luz en el Ayuntamiento durante la etapa del PP, ponen al descubierto el negocio que ha supuesto la privatización generalizada de los servicios públicos, una fuente obscena de enriquecimiento tanto para grandes empresas como para políticos del PP a costa del erario público. En este contexto, la remunicipalización de todos estos servicios externalizados y privatizados es una auténtica obligación por parte de Carmena y Ahora Madrid, entre otras cosas para garantizar el uso adecuado de cada euro de dinero público.
Desde La Rosa en Lucha hemos impulsado durante los últimos meses una intensa lucha para conseguir que el Ayuntamiento de Carmena cumpla sus promesas y su programa electoral. En este tiempo la movilización se ha extendido a otros centros de la red municipal de atención a personas sin hogar, como el "Juan Luis Vives" y el "Puerta Abierta". Con este modelo de externalizaciones nos enfrentamos cada año a la incertidumbre de perder nuestos puestos de trabajo ante la finalización de los contratos de gestión, quedando las plantillas a merced de la renovación o no de la correspondiente concesión, viviendo en una precariedad permanente durante años.
También nos enfrentamos a la amenaza de degradación profesional de los Auxiliares de Servicios Sociales, ya que el Ayuntamiento se niega a reconocer el trabajo que realizamos, no reconociendo que nos corresponde la categoría 2 del convenio. Incluso se ha planteado la posibilidad de dejar de exigir la titulación de Técnico Superior en Integración Social para acceder al puesto. No se trata únicamente de un problema salarial, sino de la elección entre el asistencialismo benéfico o una intervención social transformadora, digna y de calidad.
Por otro lado, es urgente dignificar los centros. Se necesitan reformas, y sobre todo, dotar de camas a todos los centros. Es una vergüenza que en centros de acogida municipales las personas usuarias se vean obligadas a dormir en butacas, en sillas o tirados en el suelo como perros.
Por eso volvemos a la lucha, para acabar con nuestra precariedad y poder prestar un servicio de calidad al que tiene derecho la ciudadanía, lo que solo es posible si el centro es de gestión 100% pública, sin que prime el interés empresarial. La municipalización es la única manera de garantizar que los recursos públicos destinados a atender a las personas sin hogar no son dilapidados y malgastados, mientras tienen que dormir en el suelo sobre una manta en los centros de acogida municipales. Desde La Rosa en Lucha nos sumamos a la manifestación convocada para el próximo 4 de junio (12 hs, Puerta de Toledo-Plaza Mayor) por la Plataforma por la Remunicipalización de los Servicios Públicos de Madrid.


¡POR UN TRATO DIGNO A LAS PERSONAS SIN HOGAR!
¡INTERVENCIÓN SOCIAL PÚBLICA DE CALIDAD!
¡SOMOS UN DERECHO, NO UN NEGOCIO! 

sábado, 27 de mayo de 2017

Se acabó el pan y circo. Gracias, Mónica Oltra

La Generalitat, y en concentro Mónica Oltra (vicepresidenta y consejera de Igualdad y Política Inclusiva), por fin ha abierto la caja de Pandora. Tras dos años en el poder, y tras analizar la realidad del sistema de protección de menores, ha hecho lo que se tiene que hacer: denunciar públicamente lo que sucede en los centros, y poner soluciones. Ha anunciado que, para 2020, todos los centros de protección de menores serán de titularidad y gestión pública. Por fin la izquierda en el poder habla claro y actúa, cerrando centros e iniciando un plan para dignificar instalaciones y dotar a la red de profesionales cualificados. Y lo más importante: ha plantado cara al entramado oenegero que controla el sistema de protección.

Ha denunciado, desde el poder político, lo que desde hace años muchos colectivos estamos denunciando: "sistema frágil y a la deriva, caos organizativo, privatizado, desmantelado, sin coordinación ni directrices", "mientras se apostaba por los grandes fastos, se desatendía a los mas débiles; mientras algunos se dedicaban al saqueo no cumplían con sus responsabilidades, las entregaban intencionadamente a empresas privadas, e intencionadamente no ejercían ningún control sobre las mismas y se vulneraban los derechos de los menores", Obviamente, lo denunciado por Oltra es extrapolable a todas las Comunidades Autónomas.

Además, en los últimos meses no paran de saltar escándalos de abusos y prostitución en torno a centros de menores de distintas comunidades autónomas. El último precisamente en Valencia (curiosamente, de las tres niñas víctimas de este pederasta, la única que no ha denunciado es la que sigue internada en un centro de menores). Es normal que este tipo de gentuza pulule en torno a los centros de menores. Lo que no es normal es la impunidad con la que actúan. Muchos profesionales del sector deberían ser investigados (no acusamos a nadie de delitos sexuales), pero en demasiadas ocasiones las niñas víctimas de prostitución terminan encerradas en centros terapéuticos para trastornos de comportamiento (se prostituyen porque su trastorno las lleva a ponerse en riesgo), pero no hay denuncias de por medio contra nadie.

Pero como estamos las tierras del neoliberalismo nacionalcatólico, ya empezamos a vislumbrar el linchamiento a que la Brunete mediática y demás secuaces del capital van a orquestrar contra Oltra. Incluso las monjas en cuyo centro se maltrataba a los menores, y que encubrieron a un abusador, se han atrevido a anunciar acciones judiciales contra la vicepresidenta de la Generalitat por sus declaraciones ¡en sede parlamentaria! Todo nuestro apoyo a la compañera. Encima los culpables de la situación que sufren y han sufrido miles de niñas y niños, culpan a Mónica de los males del sistema. El cinismo y la miseria humana de la banda corrupta no tiene límites.



Ahora es necesario llegar hasta el final. Acabar con la privatización y revisar por completo el sistema de protección a la infancia (parece ser la intención de la Generalitat; para esto tiene que servir que el cambio llegue a las instituciones). Es fundamental que se revise también las retiradas de tutela, ya que siguen siendo una manera de castigar la pobreza. Y este proceso tiene que abarcar también el sistema de justicia juvenil.

En otras zonas del estado las fuerzas del cambio también están denunciando la situación, por ejemplo Podemos en Madrid. Oltra ha mostrado el camino. ¡Gracias Mónica!


jueves, 25 de mayo de 2017

27M: Marchas de la Dignidad

  • En defensa de pensiones públicas dignas y a cargo de los Presupuestos. No al Pacto de Toledo
  • Por el empleo estable, salarios dignos y la renta básica: Derogación de las reformas laborales
  • Por la libertad de las personas presas y procesadas por luchar. Amnistía.
  • Por el no pago de la deuda. UE y FMI fuera ya de aquí
  • Por la defensa de los Servicios Públicos como derechos esenciales.
  • Contra el feminicidio: Nos queremos vivas, ni una menos                                                                                                                                       Lee aquí el manifiesto                                                 

domingo, 21 de mayo de 2017

Violencia machista también en los juzgados

La Violencia Machista no es obra de unos pocos, los asesinos, violadores, maltratadores… como pretende circunscribir el orden social. Desde hace ya muchos años, la CGT viene denunciando mensualmente todos los 25 de cada mes la dejación de funciones de las distintas Administraciones públicas, entre otras, incumpliendo la Ley 3/2007, y reproduciendo una violencia de estado contra las mujeres.
 
En esta ocasión, el Grupo de Mujeres de la CGT de Madrid ha invitado a un grupo de expertas en la denuncia de la violencia que ejerce sobre nosotras los propios juzgados de la mujer que supuestamente deben protegernos de la violencia más directa y explícita que recibimos.
 
 

martes, 16 de mayo de 2017

La Generalitat Valenciana inicia un cambio real en protección de menores

Por fin vemos algo parecido "al cambio", al menos en cuanto al sistema de protección de menores. Han analizado la realidad y la ponen sobre la mesa: malos tratos, instalaciones indignas, descontrol, comida de la basura, etc. Y están poniendo soluciones, que incluyen aumento de las inspecciones, aumento de plantillas, cambio de instalaciones y revertir privatizaciones. ¡Claro que se puede! Aunque tienen que ir más allá, defender a las víctimas y hacer que los culpables paguen por ello.

CASTIGOS FÍSICOS Y COMIDA DE LA BASURA PARA LOS MENORES TUTELADOS

 
Muchos de los hijos de la Administración o, lo que es lo mismo, de los niños y adolescentes cuyos padres o tutores legales son los organismos de la Generalitat Valenciana estaban desamparados. Como en los orfanatos de las novelas de Charles Dickens, los pequeños recibían castigos corporales -como duchas frías en pleno mes de enero-, comida en malas condiciones y escasa y habitaban en camastros hacinados e insalubres. Pasaban frío y las inversiones públicas eran destinadas por los gestores de los centros a las zonas nobles -donde permanecían los cuidadores- mientras que las instalaciones para los niños estaban en una situación tercermundista.

Emplazamientos infernales que, tras ser visitados por la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, han sido cerrados (Monteolivete) o el Consell ha decidido cancelar su gestión ('La Resurrección' de Segorbe, 'Penyeta Roja' de Castellón y 'El Carmen' en Valencia). 


Los menores estaban en una situación tan dramática que lo primero que ha hecho Mónica Oltra ha sido iniciar su traslado a otros centros y no descarta, si la Justicia no toma cartas en el asunto, «denunciar la situación ante la Fiscalía de Menores».

Las infraestructuras donde vivían los niños estaban muy deterioradas como describió la vicepresidenta al mostrar fotografías del interior del centro de Monteolivete. En algunos centros, como el de Segorbe, los menores pasaban tanto frío que debían ponerse los abrigos para cuando acudían a los comedores, según se cuenta en el libro donde los niños relataban las incidencias diarias. «No hemos podido encontrar el libro de anotaciones de las niñas porque, según la dirección del centro, no estaba», según la vicepresidenta, quien alertó de que suponía «una evidencia de que se quería ocultar algo».


En cuanto a los indicios de maltrato que ha detectado la Conselleria de Igualdad, Oltra leyó pasajes del diario del centro de Segorbe, donde se exponía que cuando uno de los menores estaba nervioso y no podía dormirse, como en una ocasión el pasado 16 de enero, «se le daba una ducha con agua fría».

De igual modo se relata que se enviaba a los internos a recoger comida que desechaban los supermercados por estar en mal estado. «Se trataba de frutas y verduras que luego se repartían a los menores en las comidas», según la vicepresidenta, quien relató los comentarios que aparecían textualmente en el libro de anotaciones.
«No se puede concebir que se dé comida de desecho a los niños, cuando la Administración está pagando una cuota por cada residente, incluso por todos los menores aunque el centro no esté lleno», destacó Oltra y recordó que durante los últimos años se ha producido una total falta de interés y «falta de control» por estos niños que demostró en exigua inspección. Entre 2012 y junio de 2015, «sólo constan seis informes de inspección, mientras que sólo en los dos últimos años hemos realizado 16, prácticamente con la misma plantilla de profesionales», confirmó.


Tras el informe de la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y las repetidas denuncias de los trabajadores, «se ha decidido trasladar a los jóvenes que vivían en el centro de Monteolivete a los centros de la Pobla de Vallbona, Burjassot, a dos pisos públicos que se abren en Valencia y al centro de Bunyol, que cuando acaba el actual contrato será revertido a lo público».
Ante esta información, los trabajadores del centro de Bunyol, en concreto representantes del sindicato CSIF, pidieron a Igualdad que subsane fallos en el centro antes de llevar a los niños desde Monteolivete.

Para remediar estas deficiencias de atención, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha diseñado un nuevo modelo de atención en centros de acogimiento infantil que contempla un refuerzo de los equipos de atención en un 61%, y una reducción en el número de niños en cada centro, con el objetivo de dar una atención más especializada e individualizada, a la vez que se logran unas instalaciones que se asemejen lo más posible a un hogar. Oltra confirmó que la implantación del nuevo modelo implicará una inversión de 40,7 millones de euros, lo que implica un incremento del 26,8%, que permitirá, entre otras cuestiones, la contratación de 410 nuevos profesionales.

Otro de los objetivos del nuevo modelo es fomentar la emancipación y la vida independiente, para lo que se va a poner en marcha una experiencia piloto de cuatro pisos públicos de emancipación para jóvenes de entre 16 y 23 años.

domingo, 14 de mayo de 2017

¡Éxito de la huelga en La Rosa!¡100% de paro en los tres turnos!

 
Trabajadores de La Rosa, Puerta Abierta y Luís Vives nos concentramos por la tarde ante el Area de Equidad del Ayuntamiento de Madrid

Carmena y Marta Higueras, ¡escuchar a los trabajadores y cumplir vuestro programa! ¡Remunicipalización ya!

Ayer la huelga en el centro de personas sin hogar La Rosa fue un rotundo éxito con un 100% de seguimiento en los tres trunos (mañana, tarde y noche). Por la mañana nos concentramos frente a la sede de la empresa, Asispa. Les recordamos que ni tenemos miedo ni vamos a parar hasta que cumplan con la ley. Tienen que aplicar el convenio de Acción e Intervención Social íntegramente y abandonar el autoritarismo que caracteriza su gestión de las relaciones laborales. Contamos con la presencia de compañeras del servicio de Teleasistencia que gestiona Asispa, por lo que pudimos poner en común los problemas derivados de la mala gestión de la empresa en los distintos servicios que tiene contratados con la Administración.

Por la tarde, nos concentramos en el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid. Porque si bien la empresa es culpable, el Ayuntamiento es responsable de la situación que vivimos. Les recordamos que las promesas electorales hay que cumplirlas, que tienen que iniciar los procesos de remunicipalización. Porque sólo a través de la gestión directa, con la participación democrática de las trabajadoras, se puede garantizar una Intervención Social de calidad. Además, también les recordamos su otra promesa electoral: transparencia en la gestión para a acabar con la corrupción. Sólo hay una manera de hacer efectiva esta promesa: acabar con la privatización de los servicios públicos, fuente constante de mordidas y corruptelas de todo tipo.

Desde que iniciamos la lucha en La Rosa hace ya más de un año, la movilización se ha ido extendiendo por la red de atención a personas sin hogar. Centros como Puerta Abierta o Juan Luis Vives ya han salido a la lucha, con concentraciones en la puerta de los mismos y la exitosa huelga en el Vives del pasado viernes 5 de mayo. Movilizaciones en las que también han participado trabajadores y trabajadoras de otros centros, como Peñuelas o San Isidro, y de otros servicios como Samur Social, CADs, etc.

En la concentración frente al área que dirige Marta Higueras, Puerta Abierta, Luis Vives y La Rosa fuimos a una, denunciando nuestra situación. Contamos con la presencia de representantes de CGT y de CCOO, demostrando que la unidad fortalece la lucha. Miembros de la Coordinadora de Intervención Social de CCOO denunciaron la precariedad que sufre el sector y volvieron a dejar claro que la raíz de los problemas que sufrimos en el sector está en la privatización. También plantearon que la manera de hacer frente a esta situación es mediante la unidad de los distintos “sectores”, ya que todos somos Intervención Social (atención a discapacidad, menores, personas sin hogar, etc).

La Plataforma por la Remunicipalización volvió a acompañarnos, tomando la palabra para explicar cómo en todos los servicios públicos privatizados la precariedad, la explotación y la baja calidad del servicio prestado a la ciudadanía es la tónica habitual, mientras empresarios y políticos del PP han estado décadas enriqueciéndose gracias al dinero público. Por eso, exigimos ayer una vez más al gobierno de Ahora Madrid que se deje de excusas, que cumpla su programa electoral y rompa de una vez con el modelo neoliberal de gestión de la ciudad.

Ni el viento, la lluvia o el granizo nos hicieron callar ayer. Allí aguantamos, por nuestros derechos y por los derechos de las personas a las que atendemos. Lo de ayer no fue nada comparado con lo que tienen que sufrir a diario tantas y tantas personas que ante las graves carencias de la red municipal de atención a personas sin hogar se ven obligadas a malvivir en las calles. Y dormir al raso, porque cuando finaliza la llamada “campaña de frío” (y ya ha finalizado) mucha gente se queda en la calle, sin más. Y los que tienen la suerte de tener plaza en un centro, también sufre las consecuencias de la mala planificación de la red. Como ejemplo más visible, que no haya camas en los albergues y tengan que dormir en butacas, en sillas o en el suelo.

No vamos a parar hasta conseguir que se nos trate con respeto, tanto a profesionales como a personas usuarias. Y eso pasa por el reconocimiento efectivo de nuestros derechos. Próxima convocatoria: huelga el 15 de mayo. ¡Nos vemos en San Isidro!

viernes, 12 de mayo de 2017

Mujeres en lucha, con Babijaputa

En nuestro segundo programa de Mujeres en Lucha hablamos con Barbijaputa sobre diversos temas relacionados con el feminismo. Dedicamos unos minutos a la gestación subrogada y a la mercantilización de la mujer.
O_NbOWzU
El machismo en la infancia también es un tema que se trata en el programa.  Y no nos olvidamos de Pablo Motos y Risto Mejide.
No te lo puedes perder. Escucha el programa en Recuperando Memoria.

miércoles, 10 de mayo de 2017

11-M: Todxs a la lucha por una Intervención Social pública, democrática y de calidad

Ante la cerrazón de ASISPA y el Ayuntamiento de Madrid ante nuestras reivindicaciones, nos vemos en la obligación de volver a la huelga los próximos 11 y 15 de mayo. 
El próximo jueves, coincidiendo con la huelga en Centro Abierto La Rosa (recurso municipal de atención a personas sin hogar), trabajadoras y trabajadores de la red de atención a personas sin hogar de la ciudad de Madrid nos concentraremos a las 18:30 en el Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, cuya concejala es Marta Higueras. Otra vez apelamos a vuestra solidaridad ¡os necesitamos ahora más que nunca!



EXIGIMOS UNA INTERVENCIÓN SOCIAL 100% PÚBLICA Y DE CALIDAD
Simplificando mucho, el sistema municipal de atención a personas sin hogar teóricamente se basa en un modelo de escalera en el que las personas usuarias de estos recursos recorren un camino por los diferentes recursos de la red, "avanzando peldaño a peldaño", hasta lograr su inclusión social.
La realidad que sufren las personas que entran en la red de atención a personas sin hogar dista mucho de la teoría. El Ayuntamiento de Madrid lleva décadas apostando por el negocio de la pobreza donde las personas que se ven institucionalizadas poco importan. El modelo de escalera se acaba convirtiendo en un modelo de puertas giratorias en el que la mayoría acaban saltando sin sentido de un recurso a otro, alternándolo con temporadas en situación de calle por no cumplir con los objetivos impuestos por el recurso.

El modelo final por el que se apuesta es meramente asistencial, buscando más invisibilizar a las personas sin hogar y separarlas de los núcleos urbanos que contribuir a superar la situación de exclusión social que sufren, y convirtiéndolos en números a la hora de entregar las memorias anuales de los diferentes proyectos. Todos ellos muy lucrativos para los mercaderes de la solidaridad.
La mayoría de los Centros de Acogida se encuentran a las afueras de Madrid, dificultando a las personas usuarias de los mismos, muchas de ellas con problemas de movilidad, el desplazamiento para realizar cuestiones básicas y propias de cualquier ciudadano como puede ser acudir al médico o realizar cualquier gestión, suponiendo en algunos casos un peligro añadido ya que tienen que cruzar carreteras por lugares no acondicionados para ello. 

Debido a las largas listas de espera para acceder a los centros de acogida, muchísimas personas se ven obligadas a malvivir en nuestras calles. Durante la llamada "Campaña de Frío", que se desarrolla durante los meses de invierno para evitar la mala imagen que dan las muertes en la calle, se habilitan otros dos centros de acogida también a las afueras, obligando a las personas que se han quedado sin recursos propios ni plaza en la red de asistencia municipal, a trasladarse como puedan diariamente a puntos muy concretos de la ciudad, donde les espera un autobús que les traslada a estos centros (si tienen suerte y les dan plaza para ese día), para que pasen allí la noche y después darles la patada a las 7 de la mañana de vuelta al autobús que los devolverá a la ciudad (al menos tienen la decencia de darles un café y un bocata para que pasen el día en la calle). Ahora repitan la operación diariamente durante 5 meses para que en Marzo cierren la campaña y le dejen en la calle porque "ya hace calor".
Los denominados Centros Abiertos se plantean como centros de acogida de baja exigencia y corta estancia, y para que las personas no se acomoden en los mismos tienen butacas de hospital para "descansar" en vez de camas. De nuevo la realidad es dickensiana. A estos centro acceden personas con una problemática social muy grave, muchos de ellos con una media de 50 años de edad y una larga trayectoria en situación de calle. Acaban pasando temporadas muy largas en estos centros (la media es de un año) destrozándose la espalda en butacas de hospital (agravándose problemas osteomusculares, de circulación, etc) por lo que finalmente muchos deciden echarse la manta para dormir en el suelo. En algunos centros, como en Centro Abierto Peñuelas, llegan a dormir en sillas por falta de butacas.


En el Centro Abierto La Rosa sufrimos un grave problema de infraestructura, llegando a estar las lamentables condiciones de las instalaciones en la génesis de accidentes laborales y caídas de residentes (algunas de ellas con severas consecuencias médicas). En el centro residen numerosas personas con diversidad funcional, no estando el centro adaptado a sus necesidades ni el personal formado para atender a personas con movilidad reducida.

Lo cierto es que el centro se ha convertido en un cajón de sastre, donde conviven perfiles demasiado heterogéneos como para poder brindar una atención personalizada de calidad.  Incluso tenemos a personas con grave deterioro cognitivo (demencias), en un entorno hostil, desagradable e incluso peligroso, durmiendo en el suelo. Los ejemplos son tantos que si tratásemos de enumerarlos, no llegaríamos a la concentración del jueves.
¿PORQUE NOS ENCONTRAMOS ANTE ESTA INDIGNANTE SITUACIÓN?
Porque vivimos en un sistema en el que se mercantiliza la pobreza y a las personas que la sufren, en beneficio de empresas parasitarias de la Administración Pública, en muchos casos disfrazadas de ONG (como ASISPA, Grupo 5, ACCEM, Aebia, Rais Fundación...). En el caso de nuestra red, situación únicamente posible por la connivencia entre patronal y técnicos municipales como Darío Perez (jefe de servicio de Samur Social y Emergencia), que lleva varias legislaturas haciendo del sinhogarismo su cortijo, y que el Area de Gobierno de Ahora Madrid ha mantenido y protegido pese a que las diferentes plantillas llevamos denunciando esta situación desde que entraron en el poder. 

Recordamos que fuimos las familias trabajadoras quienes aupamos al poder a las compañeras y compañeros de Ahora Madrid, hastiados de nepotismo y corrupción. Pero desgraciadamente no terminamos de notar que el cambio llegue a nuestras vidas. Y esto será así mientras la ciudad siga gestionándose bajo criterios neoliberales. Por eso defendemos la gestión directa de los servicios públicos. Por eso exijimos a Manuela Carmena que cumpla su programa electoral e inicie la remunicipalización de los servicios públicos, entre los que se encuentran los centros de atención a personas sin hogar.

Sin embargo, la respuesta del gobierno municipal ante las reclamaciones de las trabajadoras y los trabajadores municipales privatizados en cuanto a la municipalización es clara y tajante: NO QUIEREN ESCUCHAR NADA AL RESPECTO.
Por si fuera poco, algunas empresas siguen negándose a aplicar el Convenio de Acción e Intervención Social (CAIS), y las que lo han hecho lo hacen parcialmente. El Ayuntamiento está incluyendo la obligatoriedad de aplicar el CAIS en los nuevos pliegos, pero lo hace rebajando y degradando a los y las Integradoras Sociales de Categoría Profesional, demostrando así que  una vez más el Ayuntamiento va de la mano de las empresas y no de los y las profesionales que sacamos adelante los servicios públicos. En nuestro caso, con el agravante de apostar así por el asistencialismo benéfico en lugar de hacerlo por una intervención social transformadora.
Por eso, desde La Rosa En Lucha apostamos por la  municipalización del servicio, para evitar las malas prácticas, inevitables bajo gestión privada, que afectan tanto a personas usuarias como a las plantillas profesionales. Porque sólo mediante una gestión directa y democrática, con la participación activa de los trabajadores y las trabajadoras, se conseguirá una INTERVENCIÓN SOCIAL PÚBLICA Y DE CALIDAD.

domingo, 7 de mayo de 2017

Entrevista a Hortaleza Boxing Crew

Esta semana en El Candelero (RVK, 107.5 FM), el programa de la Asociación Cultural Candela, hablamos con Julio Rubio, Jean Carlos y los chavales del Hortaleza Boxing Crew. Puedes escucharla aquí.

Julio Rubio y los educadores del Hortaleza Boxing Crew saben bien de chavales, de calle y de historias, porque hace diez años se puso en marcha en la UVA de Hortaleza este proyecto para alejar a los chavales de las peleas, de las drogas y de los conflictos. Un proyecto donde el boxeo es el medio para llegar a los chavales que no encajan bien en los estrechos márgenes de nuestras escuelas, de nuestras plazas sin balones, de nuestra ciudad aséptica y aparentemente ordenada. Hoy nos hablan de su experiencia.

Síguenos: www.facebook.com/elcandeleroradio y @CandeleroRadio
Puedes encontrar más información del programa en nuestro espacio web: http://www.asociacioncandela.org/el-candelero
Para escuchar el programa completo del que forma parte esta entrevista http://www.ivoox.com/elcandelero20170506-audios-mp3_rf_18532182_1.html

sábado, 6 de mayo de 2017

Málaga: huelga estudiantil contra el fascismo

¡Basta ya de impunidad! ¡Juicio y castigo a los culpables!
¡El 11 de mayo, de 10 a 11, paramos los institutos y las facultades de Málaga contra el fascismo!
¡Y a las 19h todas y todos a la manifestación unitaria desde la Plaza de la Constitución!

En los últimos días, la prensa se hacía eco de la muerte de un joven en la ciudad de Málaga al intentar mediar en una pelea. Pero hoy hemos conocido por medios independientes y de izquierdas que, en realidad, se ha tratado de un asesinato: el joven recibió una brutal paliza a manos de un grupo de fascistas con un amplio historial de agresiones a activistas de la izquierda y los movimientos sociales. Como informa la web Kaos en la Red “los dos detenidos por la paliza que le costó la vida a Pablo cuando trató de mediar en una agresión son neonazis pertenecientes al Frente Bokerón y a “Málaga 1487”. Se trata concretamente de “Alberto Ross, acusado de homicidio y Enrique Castillo, que también fue detenido y acusado de encubrimiento junto con otra persona.” Hay que destacar que Enrique Castillo ha sido denunciado en varias ocasiones por el Sindicato de Estudiantes por su participación en agresiones a miembros de nuestra organización, y la justicia siempre ha permitido que saliera impune.

Este asesinato es la gota que ha colmado el vaso de un reguero de agresiones conocida ampliamente por las autoridades de Málaga, por la policía, los jueces y el Delegado del PP en la ciudad, ante las que no se ha tomado ninguna medida. ¡Una completa vergüenza que demuestra de lado qué están los tribunales y el PP! Para que los responsables de este asesinato paren con sus huesos en la cárcel y sean castigados como se merecen, hay que organizar una movilización masiva en Málaga y en todo el Estado.

La crónica de Kaos en la Red señala: “La noche del pasado jueves, Pablo, un joven malagueño que celebraba su cumpleaños en un pub de la capital malagueña, fue víctima de una mortal paliza cuando intentaba mediar ante una agresión que se estaba cometiendo junto al establecimiento. Tras ser trasladado en estado crítico y en muerte cerebral al Hospital Clínico de Málaga, donde murió unas horas después. Tres personas fueron detenidas el pasado lunes por estos hechos y un cuarto se entregó en la comisaría de la policía nacional, Alex Cordal Céspedes, un joven de 27 años y Alberto Ross de 25, han sido acusados de homicidio. También habrían sido detenidos Enrique Castillo y Adolfo García Gómez acusados de encubrimiento.”

La información continúa: “Los medios de comunicación han dicho sobre ellos que ‘son seguidores de fútbol y forman parte de grupos más radicales de animación’. Nuevo eufemismo utilizado para referirse a hinchadas de carácter neonazi como el Frente Bokerón, ultras del Málaga Club de Fútbol, un grupo de carácter ultraderechista al que pertenecerían los dos acusados de homicidio por la mortal paliza. Además de su pertenencia al Frente Bokerón, varias cuentas de twitter han apuntado también a su posible pertenencia al colectivo neonazi “Málaga 1487” colaboradores del grupo fascista Hogar Social Madrid en la provincia malagueña. Ni un solo medio de comunicación ha aireado esta relación de los detenidos con el mundo ultraderechista, ni ha nombrado al Frente Bokerón ni a Málaga 1487.” (http://kaosenlared.net/los-agresores-del-joven-muerto-en-malaga-pertenecen-a-grupos-nazis-de-la-ciudad/)

Como Sindicato de Estudiantes queremos dejar claro que haber llegado a esta situación no es algo casual ni gratuito, sino que es consecuencia de la gran impunidad de la que estos grupos fascistas han disfrutado permanentemente. El acoso continuado, las amenazas, la persecución y las agresiones que estos grupos de extrema derecha han llevado a cabo contra organizaciones y activistas de la izquierda en Málaga no es algo nuevo ni desconocido para las instituciones, la policía, la justicia, ni tampoco para el ayuntamiento de la ciudad dirigido por el Partido Popular. Nuestra propia organización ha sido una de las muchas que han sufrido estos ataques, con agresiones físicas a nuestros compañeros, acoso y amenazas hasta el asalto a nuestras sedes. Todo ello lo hemos puesto en conocimiento de la policía y la justicia, sin recibir ningún tipo de respuesta salvo la de que los fascistas implicados han sido absueltos en todos los juicios.

Desde el Sindicato de Estudiantes queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad a la familia y amigos de Pablo. Exigimos juicio y castigo ejemplar para los asesinos. Y para lograr justicia y acabar con la impunidad de las bandas fascistas, organizaremos una movilización masiva contra el fascismo, convocando un paro el próximo 11 de mayo de 10h a 11h de la mañana en todos los institutos y facultades de Málaga, y una gran manifestación unitaria con todas las organizaciones y colectivos de la izquierda, antifascistas y progresistas de la ciudad, ese mismo día a las 19h desde Plaza de la Constitución.

¡No pasarán!
¡Juicio y castigo ejemplar para los asesinos!
¡Disolveremos las bandas fascistas con la movilización masiva de la juventud y la clase obrera!


jueves, 4 de mayo de 2017

Fin de semana de movilizaciones en Madrid

Nuevo fin de semana de lucha en Madrid. Luchas laborales, luchas sociales y políticas, luchas antirepresivas...

Mañana viernes arranca el fin de semana con la huelga en el Centro de Acogida Luis Vives (atención a personas sin hogar). Huelga enmarcada en la serie de movilizaciones que se están produciendo en la red de atención a personas sin hogar en defensa de una Intervención Social pública y de calidad, exigiendo a la patronal la aplicación íntegra del convenio (en vigor desde 2015 y que empresas como Asispa se niega a aplicar) y el fin del autoritarismo en las relaciones laborales, y al Ayuntamiento que cumpla sus promesas y municipalice los servicios públicos, y que deje de mirar para otro lado ante las pésimas condiciones en que se encuentran tanto profesionales como personas usuarias. A las 13 hs se celebrará una concentración frente a la sede de la empresa que gestiona el centro, Asispa (C/ Martínez Villergas, 8).


Por la tarde, a las 19 hs la Plataforma por la Remunicipalización nos convoca a concentrarnos frente a la Junta Municipal de Villa de Vallecas, para exigir a Ahora Madrid que cumpla su programa electoral, no nos vaya a dar por pensar que están haciendo lo mismo que los de la "vieja política".

 
No sólo es la negativa a remunicipalizar los servicios públicos. La decepción con el gobierno municipal de Ahora Madrid va en aumento, porque no hemos votado por el cambio para que casi todo siga igual. El Ayuntamiento de Madrid no puede seguir defendiendo en la práctica políticas neoliberales de gestión de la ciudad. Para exigir el cambio de rumbo que nos prometieron, diversos colectivos (Patio Maravillas, PAH, FRAVM...) convocan una manifestación, bajo el lema "Madrid no se Vende" a las 12 hs del sábado día 6, que saldrá desde la plaza de Canalejas. 

 Y por la tarde, estamos llamadas a volver a la calle contra la represión y los montajes policiales, judiciales y mediáticos. Porque vivimos en un régimen en el que puedes ir a la cárcel por escribir un chiste, o por ir a una manifestación, o por intentar frenar un desahucio...¡Basta de represión!¡Stop montajes!


Fin de semana de lucha que, tras el 1º de Mayo, da paso a un mes de movilizaciones en Madrid. La semana que viene prosiguen las movilizaciones en Servicios Sociales (huelga en La Rosa el 11 y 15 de mayo), las movilizaciones que se están programando contra la corrupción (el 20-M tomaremos Sol de nuevo) y las Marchas de la Dignidad, que el día 27 volverán a llenar las calles de la capital.